El ex vicepresidente y senador nacional, Julio Cobos analizó la actitud de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en medio de la crisis en el gabinete nacional, y la carta que ella le envió al presidente Alberto Fernández, en donde lo alude directamente.

En la dura carta que la vicepresidenta publicó este jueves, y en donde marca claras diferencias con la política económica del presidente, también se pone como ejemplo de respaldo a la figura presidencial y se remite a Cobos como un vicepresidente "declaradamente opositor".

"He sido Presidenta durante dos períodos consecutivos. En el 2008 nos tocó atravesar la crisis global más grande después de la Gran Depresión del año ’30. Soportamos corridas cambiarias permanentes -con muchas menos reservas en el Banco Central que en la actualidad- y el asedio de los Fondos Buitre. Sé que gobernar no es fácil, y la Argentina menos todavía. Hasta he sufrido un vicepresidente declaradamente opositor a nuestro gobierno. Duerman tranquilos los argentinos y las argentinas… eso nunca va a suceder conmigo", resalta Cristina Fernández en su misiva.

"Me menciona porque está tratando de lavar culpas por la situación que ella ha generado. La diferencia es que yo le resolví un conflicto que tuvo paralizado al país 4 meses. Ella debe sentir que el presidente no lo escucha, pero ella tampoco me escuchaba a mi, y yo nunca le pedí la renuncia de ningún ministro, ni le mandaba cartas públicas, lo que pasa es que a Cristina no le gusta que no le hagan caso", rememoró el ex vicepresidente Julio Cobos, en Primeras Voces, de Radio Nihuil, en referencia a la disputa que lo enfrentó a Cristina por la Resolución 125, por el aumento de las retenciones.

Pero, además en el análisis del senador nacional radical, la carta de la vicepresidenta evidencia que "como las cosas no están bien, y ella se quiere deslindar de esa responsabilidad, ella quiere compartir los triunfos, pero no las derrotas. En definitiva no quiere quedar pegada con las decisiones del presidente. Si algo pusieron en evidencia las PASO fue la relación conflictiva entre ambos", remarcó Cobos.

En relación a la postura que adoptará Juntos por el Cambio ante esta crisis en el gabinete y el Gobierno nacional, Cobos volvió a ratificar que para la cúpula de la oposición lo ve como "un problema interno del Justicialismo, que deben resolver ellos".

Cobos también opinó sobre el difícil papel que le toca a los candidatos locales de Frente por el Cambio como Anabel Fernández Sagasti y Adolfo Bermejo: "ellos deben estar diciendo que se resuelva esto. Esto (por la crisis en el Gobierno nacional) le echa más ingredientes en un momento en que ellos están reformando la campaña, podrán hacer malabarismos de todas formas, pero si esta situación perdura, me parece que los está perjudicando. Es muy difícil tomar postura, porque acá hay gente que le responde a Cristina y gente que le responde a Alberto", concluyó.