Investigación

Bullrich dijo que los tres presuntos terroritas detenidos esperaban un paquete de Yemen

Se trata de tres extranjeros con pasaportes de distintas nacionalidades. Se habían alojado en un hotel a pocas cuadras de la Embaja de Israel

Por UNO

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró que las tres personas detenidas por ser presuntos integrantes de una célula terrorista "estaban a la espera de un paquete de Yemen".

La funcionaria nacional destacó que para la detención "se obtuvo una información de Inteligencia brindada por una conjunción de elementos, tanto de Estados Unidos como Israel y una información que recibió un miembro de Gendarmería".

"Había un dato que nos preocupaba y era que el hotel que habían alquilado estas personas estaba a dos cuadras de la Embajada de Israel", subrayó la titular de la cartera policial, quien aclaró que "está todo bajo secreto de sumario, por lo que no se van a dar los nombres" de los detenidos.

Tras señalar que "las tres personas están vinculadas", Bullrich indicó que los detenidos "estaban a la espera de un paquete que venía desde Yemen: éso era un llamado de atención fuerte".

"Hay identidades cruzadas, pasaportes cruzados. Tenían otras entradas a la Argentina con pasaportes de nacionalidad distinta a los que usaron en esta oportunidad. Hay una investigación y veremos si efectivamente es una célula que venía a la Argentina o tiene otra connotación", añadió.

Finalmente, la ministra de Seguridad remarcó que "se está intercambiando información para determinar si tenían algún pedido de captura".

Uno de los detenidos sería de nacionalidad siria, aunque tenía pasaportes de Venezuela y Colombia a su nombre.

Según el parte policial, surgieron indicios del posible ingreso al país de tres ciudadanos de origen sirio y libaneses, quienes luego de arribar en distintos vuelos planeaban se reunirse en la ciudad de Buenos Aires con el fin de planificar una eventual acción terrorista.

También surgieron constancias relacionadas a un posible envío internacional de una encomienda sospechosa de 35 kilogramos de peso, de la cual se desconocen mayores datos, originada en la República de Yemen, que sería recibido en uno de los domicilios donde se alojarían los investigados.

Asimismo, las autoridades mantienen el alerta respecto a los sospechosos restantes, y se está avanzando en el análisis del contenido de los teléfonos celulares que fueron incautados en posesión de los detenidos.

Temas relacionados: