"Una cosa es lo que se dice y otra muy distinta lo que se firma", ese la frase que retumba en las oficinas del Ministerio de Hacienda de Mendoza e intenta describir lo que pasó con la asistencia nacional: se anticipó que llegarían a estas tierras $3.000 millones del Fondo Fiduciario para las Provincias, pero sólo se firmaron $1900 millones, que se efectivizarán en dos cuotas de $950 millones. Pagar le medio aguinaldo a Mendoza le cuesta unos $3.500 millones.

Te puede interesar: Suarez extendió la etapa de distanciamiento hasta el 12 de julio: las nuevas medidas que regirán en Mendoza

Las expectativas mendocinas de recibir $3.000 millones se alimentaron en la previa de la reunión entre el gobernador Rodolfo Suarez y el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro por Portezuelo del Viento. Ese jueves a la noche a Mendoza llegó el adelanto de que ese sería el monto que recibiría en créditos del Fondo Fiduciario para las provincias.

Sin embargo, al día siguiente cuando Suarez se reunió con el ministro de Economía, Martín Guzmán, la cifra había bajado considerablemente y la asistencia cayó a los $1.900 millones -poco más de la mitad de lo que se había adelantado- que se efectivizarían en dos cuotas, una de $950 que llegará los primeros días de julio y la restante posiblemente en agosto.

Si esta asistencia se distribuyera por habitante, a cada mendocino le corresponderían sólo $955, mientras que si se hiciere la misma cuenta con la ayuda que recibió Chubut, provincia a la cual se le acreditaron $5.000 millones, a cada chubutense le tocarían $8.078.

 Embed      

Cuando el Gobierno Nacional creó ese fondo de $60.000 millones para distribuir entre las provincias, se dijo que se haría teniendo en cuenta la situación financiera y la epidemiológica de cada lugar. Distinto fue el criterio que se usó para el reparto de los $60.000 de ATN, que se hizo según el porcentaje de coparticipación que recibe cada provincia, por lo cual a Mendoza le toca el 4,1% y por tanto recibió ya $1.255 y le resta otra cuota igual.

Por aquel criterio de distribuir según el desequilibrio financiero que provocó la cuarentena es que Mendoza había a pedido a la Nación $5.268 millones, que sería casi la mitad de lo que cayeron los ingreso de la provincia, que hasta el 31 de mayo pasado habían caído en $10.300 millones.

Es más se especuló con que si la cifra de asistencia se acercaba a lo pedido, el Gobierno podría adelantar el esquema del pago de aguinaldo que está previsto que comience en setiembre y que le significa al Estado unos $3.500 millones, pero ahora eso parece lejano.

Te puede interesar: Qué dice el decreto de la prórroga de distanciamiento social obligatorio

Es que en Hacienda calculan que con los primeros $950 millones que llegarían en los próximos días sólo alcanzará para pagar algunas deudas a proveedores de Salud y a la cuota de deudas del Estado.

Te puede interesar...