El 2021 es un año electoral y pese a que el Gobierno nacional aún no define si pospone o suspende las PASO, ya se empiezan a ver movimientos políticos de quienes se anotan para jugar en esas elecciones legislativas. En una misma semana llegó a Mendoza el frente Avanza Libertad, con José Luis Espert y Javier Milei a la cabeza, y se lanzó un alianza que aúna a peronistas no kirchneristas y otros partidos.

Todos ellos ven un dato no menor: en estos comicios en Mendoza no hay hasta ahora una opción que se consolide como una tercera fuerza y buscan quedarse con esos votos. Pero para eso, saben, necesitan un líder que los aglutine y a la vez convoque. Eso puede explicar la "casual" reunión que mantuvieron José Luis Espert, Luis Rosales y Marcelo Romano (ex Protectora) con Omar De Marchi este sábado.

Te puede interesar...

"El que se preocupa por una foto es un inseguro", reza una máxima en política, pero también es claro que una imagen de varios referentes de distintas líneas políticas sentados a una misma mesa, puede ser la antesala de una alianza, algo que en el país ya se ha comprobado.

"Fue una reunión casual que se dio porque estábamos en el mismo lugar (el hotel Hyatt). Además yo no le tengo miedo a las fotos, me reúno con mucha gente", minimizó De Marchi, hoy presidente del PRO en Mendoza y socio clave de Juntos por el Cambio.

Sin embargo, entre los demás integrantes de esa mesa, sí habían claros intereses en poder sumarlo como quien lidere esas posibles coaliciones: "La nave insignia debe ser De Marchi", dicen por lo bajo y se ilusionan con que la tercera fuerza pueda sumar a peronistas desencantados, libertarios, demócratas y ex integrantes de Protectora.

Es que si bien los más experimentados saben que en política los cálculos puede salir muy mal, no dejan de sacar cuentas y hasta aseguran que a aquel 13% de votos que sacó De Marchi en la interna que protagonizó contra Rodolfo Suarez en la pelea por la candidatura a la gobernación, se le podrían sumar otro 7% del peronismo no kirchnerista, más algunos puntos que pudieran aportar los libertarios y demócratas.

Si bien en términos literarios se podría decir que a estas heterogéneas expresiones políticas "no los une el amor sino el espanto", sí los unifican dos posturas bien marcadas: no son kirchneristas y apuestan a la "mendocinidad".

Lanzan una línea del PJ no K

Este sábado a la tarde se lanzó Plataforma Mendoza, un línea del peronismo no camporista que lidera la senadora Andrea Blandini, junto al médico Jorge Pujol. Según ellos mismos pregonan, esa línea reúne a unos 500 dirigentes que pretenden jugar en las próximas elecciones legislativas, pero también conformar una opción para el 2023.

Andrea Blandini.jpg

Otro retoño del peronismo es el llamado Grupo Olascoaga, conformado recientemente y en cuya dirigencia están por ejemplo el productor y empresario Martín Lafalla, la docente universitaria Valeria Caroglio y la diputada Silvia Stocco. Este grupo, que dice no proyectarse a lo electoral por ahora, ya lanzó una consulta popular virtual llamada "Mendoza habla" sobre dos temas clave: Educación y Agua.