Embed      

Es su segunda visita a Mendoza en poco más de un mes y medio, pero ahora Alberto Fernández viene envuelto en el fuerte respaldo que le dieron las urnas y eso lo convierte en la imagen del triunfalismo peronista. Por eso y porque en Mendoza se eligirá al gobernador antes de octubre, el candidato más votado pretende jugar fuerte en estas tierras.

Te puede interesar: Papelón: desmintieron a Sica con el aumento del 20% para los jubilados

Fernández llega ahora a la provincia para respaldar a los intendentes que buscarán la reelección el 1 de septiembre y claro está a Anabel Fernández Sagasti en su carrera a la Casa de Gobierno. Tanto es así que podría volver dos veces más antes de las elecciones del 29 de septiembre.

Desde ese lugar y estratégicamente, este jueves hará base en Guaymallén, un departamento clave por tener el mayor padrón electoral de la provincia y porque allí el PJ local se entusiasmó con el repunte de votos que consiguió en las PASO nacionales del 11 de agosto, algo que vuelve al peronista Alejandro Abraham más competitivo a la hora de pelearle la comuna al intendente a Marcelino Iglesias que irá por la reelección.

 Embed      

Si bien son elecciones distintas, los 15 puntos de diferencia que consiguió el radical Iglesias por sobre su opositor Abraham en las PASO provinciales, se acotaron a sólo 6 que consiguió la fórmula presidencial de Mauricio Macri por sobre Alberto Fernández. Es por eso que ahora el laureado candidato presidencial pretende trasladar ese triunfalismo a su delfín de Guaymallén y traducirlo en votos.

Te puede interesar: Cristina, sobre el asesinato del hombre que robó comida: "Cuanta crueldad"

En esa comuna se instalará en el hotel Intercontinental para recibir a la prensa, para reunirse con empresarios y también hará de anfitrión en una cena exclusiva con Sagasti, los cuatro intendentes y unas decenas más de referentes políticos, empresariales y sindicales. En total habría unos 70 invitados exclusivos. Ése será su mayor contacto político del Gran Mendoza, ya que no está previsto ningún acto con la militancia.

Allí pasará la noche, para partir este viernes al Sur provincial. 

Que suene en San Rafael y se escuche en todo el Sur

En la segunda jornada que pasará en Mendoza, este viernes Alberto Fernández prefirió ir a San Rafael, para tomar contacto con la prensa sureña y protagonizar pasadas las 16 una reunión con unos 600 referentes de entidades intermedias, como son clubes, uniones vecinales y organizaciones sociales de la zona Sur.

 Embed      

Si bien es obvio que cada paso que dará lo hará acompañado del intendente Emir Félix, quien el 1 de septiembre buscará sellar su segunda reelección, el objetivo de Alberto Fernández no es sólo darle un espaldarazo al jefe comunal -éste por sí solo consiguió más del 55% de los votos en las PASO provinciales- sino fundamentalmente buscará conquistar y entusiasmar al peronismo de General Alvear y Malargüe para que busquen arrebatarle esas comunas al radicalismo, un objetivo que bien podría darse.

En Alvear, el Frente Elegí se quedó con un ajustado triunfo en las PASO de la provincia al conseguir 45,13% de los votos ante el 44,4O que obtuvo Cambia Mendoza con el intendente Walter Marcolini a la cabeza.

En Malargüe el triunfo opositor fue aún más contundente. En esas mismas elecciones primarias el peronismo casi duplicó los votos radicales: el PJ alcanzó el 60,67% de los votos, mientras que la UCR se quedó sólo con el 32,31%, vaticinando que esa comuna podría volver a manos peronistas.