Diario Uno > Política > Lobos

Ahora, el futuro de Luis Lobos depende de la Suprema Corte

La Sala II lleva casi 2 años sin resolver si confirma o no la condena a 4 años y 6 meses de cárcel por fraude con plata de Guaymallén. La ex esposa también apeló

El futuro del ex intendente peronista Luis Lobos se juega en la Suprema Corte de Justicia. Especialmente ahora, que la Justicia Civil acaba de quitarle la casa, un departamento en planta baja y un tercer inmueble que estaban a su nombre pero que ni él ni la ex esposa explicaron con qué dinero los compraron.

Que la sentencia condenatoria a 4 años y 6 meses de prisión por fraude dictada en mayo de 2019 por el Tribunal Penal Colegiado aun está en revisión por la Sala Segunda del máximo tribunal fue el gran argumento de Lobos y Claudia Sgró para defenderse en el juicio civil de extinción de dominio a cargo de María Paz Gallardo.

Te puede interesar...

Sin embargo, la magistrada avanzó y emitió el primer fallo de esta naturaleza para recuperar bienes que son fruto de la corrupción en la función pública.

Por eso, ahora, todos miran al cuarto piso de los tribunales. A la Sala Segunda de la Corte. Más precisamente a los despachos de los supremos Omar Palermo, Mario Adaro y José Valerio. Porque de lo que ellos decidan dependerá si Lobos cumple la pena de prisión en la Penitenciaría o no.

El camino de esta causa ha sido largo. Tal vez demasiado. Veamos. Lobos y Sgró fueron sentenciados hace casi 2 años y al poco tiempo apelaron la sentencia de los jueces Aníbal Crivelli, Jorge Luis Del Pópolo y Marcelo Gutiérrez del Barrio.

Claro está que el 2020 prácticamente fue un año perdido a manos de la pandemia de coronavirus. Para muchas actividades. Pero para la Justicia no. Y especialmente en el ámbito de la Corte, donde sus integrantes trabajaron de modo virtual y en sus casas y jamás dejaron de tener acceso a los expedientes a resolver.

Por eso la incógnita se agiganta cada día. ¿Qué pasa con el fallo del caso Lobos en la Corte? ¿Por qué no sale?

Este martes, cuando la jueza Gallardo dispuso que tres inmuebles de Lobos fueran subastados bajo sospecha de ser fruto de la corrupción en la conducción de la comuna de Guaymallén, hubo gran sorpresa en Mendoza y el resto del país por la rapidez con que se llegaba a la sentencia, teniendo en cuenta que se aplicaba una ley de 2019.

Sin embargo, esta agilidad se empaña parcialmente con otro dato inconstrastable: la condena de Lobos lleva casi 2 años de revisión en la Corte. Y este tipo de plazos debería, al menos, encender una luz amarilla en los tribunales provinciales.