Policiales Lunes, 18 de diciembre de 2017

Violación en Al Sur: "Los que abusaron a mi hija no eran ningunos improvisados"

Así lo manifestó el padre de la joven de 21 años que fue vejada en un boliche de Chacras de Coria a principios de noviembre. El sábado pasado hicieron una manifestación en la puerta del lugar.

"Queremos tratar de que esto no quede en la nada". Así definió la situación el padre de la joven de 21 años que fue abusada sexualmente en el boliche Al Sur a principios de noviembre. Los familiares de la víctima realizaron una manifestación en la puerta del establecimiento y este lunes volvieron a acudir para una prueba en la investigación.

El sábado pasado el local bailable ubicado en Chacras de Coria abrió sus puertas una vez más y fue una ocasión especial: se festejó el aniversario de 13 años. Los familiares y otras personas se autoconvocaron en la puerta y realizaron una manifestación con banderas. "Hay abusadores en este lugar", entonaron los manifestantes, mientras repartían folletos con la consigna "¡Peligro! En el boliche Al Sur violaron a mi hija".

"La idea nuestra era concientizar a los papás sobre lo que paso en ese boliche. Es medio imposible que enganchemos al tipo que hizo la violación, pero queremos tratar de que no manden más a los chicos al matadero, tal como se dice", dijo el padre de la joven vejada -se reserva su identidad para preservar la de la víctima-.

Los familiares debieron volver al establecimiento en la mañana de este lunes para realizar una inspección ocular que había solicitado el abogado querellante Fernando Peñaloza. La chica de 21 años y una amiga pudieron ubicar el lugar donde ocurrió el hecho, por lo que la medida fue positiva.

En tanto, la fiscal de Delitos Sexuales Virginia Rumbo rechazó la solicitud para que la causa se unifique con el expediente por el robo de las grabaciones de cámara de seguridad, algo pedido por los querellantes días atrás.

Otro de los datos de la investigación es que la lista de relaciones públicas que los investigadores analizaron es incompleta, ya que en los papeles no figuran todas las personas que tenían acceso al sector del boliche donde ocurrió la violación.

"Fue un golpe preciso de una o más personas que sabían bien lo que hacían. No eran ningunos improvisados y dudo que fuera la primera vez que hacen algo así", concluyó el padre.

El caso

El sábado 4 de noviembre pasado se realizó la clásica apertura de los patios en el boliche Al Sur. Una joven de 21 años junto a un grupo de amigos y amigas se dirigieron al evento. Según recordó la víctima, a un chico que le convidó algunos tragos y minutos después se desvaneció. El nivel de alcohol en sangre que tenía era bajo, por lo que sospechan que fue drogada.

Tras buscarla varias horas, sus amigas la encontraron tirada en un sillón con manchas de sangre en su pantalón. El Cuerpo Médico Forense (CMF) constató lesiones compatibles con un acceso carnal, aunque no encontraron semen para luego ser comparado genéticamente con algún sospechoso.

Dos días después, personal policial acudió al lugar para llevarse las grabaciones de las cámaras de seguridad. Como era demasiado material, dejaron algunos discos copiando la información durante la noche, pero cuando acudieron al otro día habían realizado un boquete y se habían llevado los elementos. Es por esto que se generaron dos expedientes más: uno penal por el robo y otro administrativo para determinar el accionar de los uniformados.

Más noticias