Una pareja fue encontrada sin vida en su residencia ubicada en la calle Bombal al 300, en Guaymallén, este sábado en la tarde. Según los investigadores, la principal hipótesis es que se trata de un caso de femicidio seguido de suicidio. Las primeras pericias arrojan que la fémina murió por ahorcamiento a manos de su esposo y él se habría colgado con un cable de una de las perillas del placard.

El personal policial encontró los cuerpos en una habitación de la casa, tras ser alertados por un vecino que vio un cartel en la puerta con la inscripción "llamen al 911, los niños están solos". Al golpear la puerta, un menor atendió y aseguró que se encontraba en buen estado de salud. La mujer tenía 30 años y fue identificada como Florencia Susana Guiñazu. Por su parte el hombre fue reconocido como Agustin Notto de 33 años.

Una vez en el lugar, la policía confirmó el fallecimiento de ambos en la habitación conyugal. El fiscal de Homicidios, Gustavo Pirrello, fue notificado y activó el protocolo correspondiente por femicidio. Además, un perito del Cuerpo Médico Forense se desplazó hasta el domicilio de las víctimas para realizar las investigaciones pertinentes.

Posible femicidio en Guaymallen.jpg
El femicidio seguido de un suicidio ocurrió en una vivienda, ubicada en Bombal al 300 de Guaymallén

El femicidio seguido de un suicidio ocurrió en una vivienda, ubicada en Bombal al 300 de Guaymallén

A cargo del operativo. El fiscal Gustavo Pirrello, quien intervino junto al grupo Gris. Foto: Luis Amieva / Diario UNO.
El fiscal Gustavo Pirrello quedó a cargo de la investigación por el hallazgo de una pareja sin vida en la habitación matrimonial.

El fiscal Gustavo Pirrello quedó a cargo de la investigación por el hallazgo de una pareja sin vida en la habitación matrimonial.

El personal del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC) también intervino en la escena, mientras que los agentes de Investigaciones comenzaron las primeras indagaciones para esclarecer las circunstancias del suceso y verificar la hipótesis del femicidio seguido de suicidio.

Los vecinos informaron que la familia estaba compuesta por dos adultos y dos hijos: un niño de 7 años y una niña de 5. La niña se encontraba con su abuela en el momento del incidente.

Otro femicidio, a una semana del crimen de Viernes Santo

La semana pasada, Mendoza también se vio conmocionada por el asesinato de un hombre, aparentemente a manos de su esposa, la cual en ese momento estaba a punto de dar a luz al cuarto hijo del matrimonio.

María Fernanda Vargas (29) fue señalada como autora del asesinato de su pareja, Exequiel Alexander Ponce (31), ocurrido el Viernes Santo.

La mujer dio a luz en el hospital Lagomaggiore bajo custodia policial y cobró fuerza la hipótesis de que lo habría apuñalado en defensa propia en medio de una fuerte discusión y en un intento de femicidio.

Temas relacionados: