Diario Uno > Policiales > Nena

Una nena fue violada durante 6 años por su papá y un vecino: su mamá sabía todo

Desde los 8 sufrió los abusos sexuales de un vecino de 62 años. Cuando su padre se enteró de los hechos, comenzó a violarla también. Su mamá la entregaba

Una nena que vivió un horror durante 6 años recibió algo de Justicia luego de que su mamá, su papá y un vecino fueran condenados a 10 y 9 años de prisión, por los abusos sexuales que sufrió.

Los aberrantes hechos sucedieron por seis años en el paraje Integración de Comandante Andresito, una localidad de Misiones. La niña fue vejada desde que tenía 8 años por su papá de 45 y un vecino de 62, con connivencia de su madre, de 44.

Te puede interesar...

Todos confesaron en un juicio abreviado. Los dos hombres recibieron una pena de 9 años de prisión y la mujer, de 10.

El vecino y el padre la violaban, la madre sabía todo

Su mamá era quien la entregaba al sexagenario. Irá a prisión condenada por “encubrimiento agravado en concurso real, promoción a la prostitución agravado por el vínculo y la condición de menor de la víctima”.

Cuando el padre de la niña se enteró de que el vecino abusaba de la menor, se sumó a los hechos y comenzó a violarla él prolongando su calvario durante seis años.

El degenerado fue condenado a 9 años por “abuso sexual con acceso carnal doblemente agravado por el vínculo y la convivencia preexistente varios hechos”.

El vecino en tanto, también aceptó su culpa e irá preso por “abuso sexual con acceso carnal agravado por la condición de menor de la víctima en concurso real con coacción”.

La vendía por dinero

Según surge del expediente, la niña comenzó a ser violada a los 8 años y los abusos se prolongaron hasta sus 13.

Fue la madre quien la entregaba al vecino viudo de 62 años a cambio de dinero. Dos años despés, la víctima logra confesarle a su padre el horror que padecía. Y éste, en lugar de socorrerla, comenzó a violarla también.

A los 13 años, la niña se escapó de su casa para irse a vivir a lo de su hermana mayor, a quien le contó lo que estaba viviendo.

Fue su hermana la que formalizó la denuncia. El relato de la menor fue ratificados en Cámara Gesell de Eldorado, en agosto de 2018, y los exámenes médicos corroboraron las lesiones compatibles con el abuso sexual de vieja data.

Se supo, además, según cuenta el diario Misiones online, que el sexagenario la amenazaba con “filmar los actos sexuales y viralizar las imágenes, para difamarla públicamente y dañar su honor”, si contaba los hechos.