Diario Uno > Policiales > Madre

Una madre fue detenida acusada de prender fuego a su hijo

El niño está internado desde el miércoles en estado crítico con quemaduras en el 30 por ciento del cuerpo y su madre fue detenida este viernes por rel hecho

Un niño permanecía internado en grave estado luego de ser rociado con alcohol y quemado presuntamente por su madre, quien fue detenida este viernes en la ciudad de Rosario. El menor, Alexis B. de 11 años, era asistido desde el miércoles último en el Hospital "Vítor J. Vilela", donde estaba internado en estado crítico y con asistencia mecánica respiratoria, con quemaduras en el 30 por ciento del cuerpo.

Según describió a la Policía una abuela del menor, su madre, una mujer de 33 años, lo roció con alcohol y luego lo prendió fuego valiéndose de la una vela de grandes proporciones.

Te puede interesar...

El cuento incidente se produjo en una humilde vivienda situada en Barra al 3.400, de la zona sudoeste de la ciudad, donde la detenida, vivía con el chico herido y otros dos hijos, de dos y siete años.

La mujer llevó a su hijo al Hospital Vilela y dijo que son severas quemaduras en el tórax, el abdomen y los brazos, mientras que explicó que se había quemado en forma accidental mientras jugaba con alcohol junto a una vela, según la información difundida por el sitio del diario La Capital. "Estaba jugando con alcohol, se acercó a un velón que estaba encendido y enseguida se prendió fuego”, dijo Nélida Beatriz B. en la guardia del centro asistencial donde su hijo está internado.

No obstante, su relato fue desarticulado por su propia madre, que dijo haber visto como su nieto salía corriendo de la casa prendido fuego, mientras gritaba culpando a su madre.

La presunta autora del terrible ataque contra su hijo fue detenida este viernes por personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y quedó a disposición del fiscal Adrián Spelta.

Desde la Fiscalía comenzaron a indagar sobre esa versión que fue confirmada por los vecinos y también recolectaron fotos sobre lesiones del nene donde algunas databan desde 2017 cuando apenas tenía 8 años y la última era de agosto pasado donde tenía heridas en su cara que eran compatibles con quemaduras.