Policiales Miércoles, 25 de julio de 2018

Una familia marcada por la tragedia y el dolor de los vecinos

El barrio Bandera Argentina no sale de la conmoción y sus habitantes saben que la tristeza permanecerá por años.

Las víctimas. El pequeño Yariel Bruno, su tía Karen y su abuela Alejandra. Su mamá Vanesa los encontró muertos al regresar al hogar.

El barrio Bandera Argentina de Maipú no sale de la conmoción y sus habitantes saben que la tristeza permanecerá por años.

Muchos de los vecinos regresaron caminando del cementerio municipal ubicado a unas 8 cuadras, en donde despidieron a los fallecidos. La casa del triple crimen sigue sin acceso para nadie más que para los auxiliares de la Justicia y las cintas de seguridad así lo marcan. Allí sólo podría volver Janet Bruno, la madre de Yariel, hermana de Karen e hija de Alejandra, que fue quien se encontró con todo el horror.

"No la podíamos sacar del cementerio, a esa chica ahora hay que acompañarla muchísimo", le dijo a UNO Ángel Guzmán, uno de los amigos más cercanos a la familia.

"No caemos todavía, tenemos una gran impotencia", agregó este hombre, acompañado por otra vecina que apenas pudo decir que "ellas no se merecían esto, eran excelentes".

Los lugareños recuerdan la dura vida que tuvo Alejandra. Hace unos años perdió a otro hijo por una enfermedad y meses atrás su pareja murió en un accidente.

En cuanto a Ledesma, indican que en el barrio se lo veía callado y que siempre estaba en la casa de Karen.

Algunos se animaron a decir que sabían de los maltratos de este joven hacia ella y que horas antes a la tragedia lo vieron tomando cerveza en la puerta de su vivienda.

Dejanos tu comentario