Diario Uno > Policiales > delincuentes

Un mecánico fue salvajemente torturado mientras le robaban

Durante horas, delincuentes que ingresaron a robar una casa de Turdera, Lomas de Zamora, torturaron a un mecánico salvajemente y hasta bebieron un espumante.

Un mecánico fue salvajemente torturado durante tres horas por delincuentes que ingresaron a robar en su casa de la localidad bonaerense de Turdera, en el partido de Lomas de Zamora.

El hecho ocurrió el pasado 21 de enero en horas de la madrugada cuando el hombre regresó a su hogar, ubicado en la parte alta del taller mecánico, junto a su novia.

Te puede interesar...

Escasos minutos después de entrar al domicilio, la víctima fue sorprendida por un grupo de delincuentes que habían ingresado por el balcón de la vivienda.

"Fueron tres horas de una tortura tremenda", señaló Claudio, el mecánico que sufrió los tormentos en su casa ubicada en San Rafael 680, en la localidad de Turdera.

En diálogo con TN, el hombre relató el duro momento que le tocó vivir: "Me dieron seis puntazos en el muslo y en la cola. Me tuvieron que coser. Perdí mucha sangre. También me pusieron una sábana en la boca y me querían quemar con una plancha. Además, me amenazaron con quemarme con aceite caliente".

"A mi mujer le pasaron la cuchilla por el cuello", agregó. "A mi mujer le pasaron la cuchilla por el cuello", agregó.

El accionar de los delincuentes conmocionó a la pareja, no sólo por la violencia, sino por el cambio de humor que mostraron.

"Tomaron una botella de champagne (por un espumante). Después de cagarme a palos, me ofrecieron un cigarrillo y gaseosa y al toque volvieron a pegarme", contó Claudio. "Tomaron una botella de champagne (por un espumante). Después de cagarme a palos, me ofrecieron un cigarrillo y gaseosa y al toque volvieron a pegarme", contó Claudio.

La víctima relató que las imágenes del hecho no quedaron registradas por las cámaras de seguridad porque los ladrones "se llevaron el DVR (el sistema de vigilancia)".

"Revisaron toda la casa, todo el taller, encontraron la plata y se fueron y antes me dijeron: `No llames a la Policía. Sabemos donde vivís y te vamos a matar´", indicó el mecánico, quien destacó que los delincuentes "tenían radio de la Policía".

Y concluyó: "Esto me cambia completamente la vida".

Temas