Policiales Jueves, 19 de julio de 2018

Un ladrón fue filmado por sus amigos: "Acá roba tranquilo, nadie le dice nada"

Se trata de Titi Guzmán, un joven de 31 años que la semana pasada fue baleado en Las Heras, a metros de su domicilio. Sobrevivió pero quedó aprehendido.

Andrés Guzmán

Titi Guzmán fue atacado a disparos el 9 de julio pasado, a metros de su domicilio. Sobrevivió al hecho, pero no volvió a las calles. El joven de 31 años se encuentra aprehendido porque tiene medidas pendientes con la Justicia. Un video que se viralizó en las redes sociales compromete aún más su situación.

Desde el mismo momento en que recibió dos disparos, los vecinos de los barrios Borrego y 1 de Mayo de Las Heras describieron a Andrés Guzmán. Los lugareños lo señalaron como un conocido ladrón y asaltante que solía cometer los ilícitos en la misma zona donde residía.

Prueba de ellos es un video que difundió una joven en su perfil de Facebook -se reserva su nombre por motivos de seguridad- donde se ve a Guzmán realizando un robo a pocos metros de su casa. Ingresa a una propiedad y sustrae una hormigonera.

Lo curioso es que los autores de la filmación son sus propios amigos. En el relato que se escucha detrás de cámara, un hombre lanza frases como "no creo que traiga la hormigonera, capaz se trae otra cosa". Incluso dice que "el Titi acá roba tranquilo, nadie le dice nada".

También hace referencia al consumo de estupefacientes cuando menciona que "hay que alimentar esa nariz. Es un duro de mierda el Titi".

Lo cierto es que, tras el ataque a disparos, Guzmán es la única persona que quedó a disposición de la Justicia tras recibir el alta médica ya que los presuntos agresores, quienes fueron señalados por él mismo en su declaración, no han sido capturados.

El hecho

Cerca de las 14 del 9 de julio, Guzmán fue atacado cuando caminaba con su novia por calle Ballofet, a metros de la intersección con Lisandro Moyano. Al menos cuatro disparos se efectuaron en la secuencia, impactando dos de ellos en su cuerpo. Otro de los proyectiles quedó incrustado en el portón de una vivienda.

Una vez que estuvo en condiciones médicas, el joven declaró que el autor de los disparos fue un tal Agustín Caporales, quien estaba acompañado por su hermano Michael. También detalló que el motivo del conflicto es que el presunto atacante tenía problemas de vieja data con su hermano.

Dejanos tu comentario