Crimen en Tunuyán

Un juez dictaminó que los agresores del entrenador Carlos Amieva tuvieron intención de matarlo

En la recta final de la investigación por el hecho de sangre ocurrido hace tres meses en la ciudad de Tunuyán, el magistrado ordenó este lunes que Matías Javier Sicre (24) y su tío Diego Cristian Sicre (30) sigan detenidos e imputados por homicidio simple. Rechazó además el cambio de carátula del caso

Matías Javier Sicre (24) y su tío Diego Cristian Sicre (30) tenían la esperanza de quedar libres este lunes, pero un juez les negó el pedido. Los sospechosos de cometer el crimen en Tunuyán de Carlos Amieva (52), el reconocido entrenador de vóley golpeado en una pelea callejera, creían que el resultado final de la autopsia los había favorecido pero el magistrado no compartió el análisis. La investigación que nació el 15 de enero pasado atraviesa sus últimas semanas.

En las últimas semanas, el Cuerpo Médico Forense (CMF) remitió el informe completo de la necropsia que realizó a la víctima fatal. Los peritos determinaron que Amieva recibió un golpe en el ojo pero que la causa de muerte fue una fractura craneal que sufrió al caer al suelo y golpear su cabeza con el asfalto. Esto fue una luz de esperanza para los Sicre, quienes habían declarado esa misma versión y solicitaron un cambio de calificación a homicidio preterintencional, que prevé de 1 a 3 años de cárcel para quien mate a otra persona "cuando el medio empleado no debía razonablemente ocasionar la muerte".

Sin embargo, el juez Oscar Balmes rechazó el pedido de la defensa, que incluía la libertad para los sospechosos. El magistrado se inclinó por la teoría del fiscal del Valle de Uco, Jorge Quiroga, de que se trató de un homicidio simple, es decir, que los agresores tuvieron la intención directa de matar a Carlos Amieva.

Matías Sicre.jpg
Matías Sicre, uno de los imputados en la causa.

Matías Sicre, uno de los imputados en la causa.

Con el fallo de este lunes, la investigación empieza a transitar sus últimos pasos. Fuentes judiciales detallaron que falta terminar las pericias psiquiátricas de los Sicre y resta tomar la declaración de un testigo. Luego, el fiscal solicitará la elevación a juicio del expediente.

El abogado defensor, Daniel Sosa Arditi, todavía tiene una instancia de apelación para insistir ante un juez de segunda instancia con cambiar la calificación del hecho y que sus clientes queden libres. De hecho, no está descartado que la propia Fiscalía mute la imputación antes de que la causa llegue a juicio, por lo que las próximas semanas serán cruciales para la causa.

Golpiza a Carlos Amieva en Tunuyán

En la noche del sábado 15 de enero pasado, cerca de las 23, Carlos Amieva iba junto a su pareja en su auto por calle Hipólito Yrigoyen, a dos cuadras de la calle principal de Tunuyán, donde tuvo una pelea verbal con al menos dos hombres que circulaban en una camioneta detrás de él.

Lo que originó el enojo fue que Amieva estaba siendo encandilado por las luces del vehículo mayor. Sin embargo, la situación no se limitó al cruce verbal ya que los hombres se adelantaron y encerraron al también periodista deportivo. Los protagonistas se bajaron de sus rodados y se trenzaron en una pelea donde Carlos Amieva terminó inconsciente en el suelo.

El entrenador sufrió fuertes lesiones en su cabeza que provocaron una severa inflamación de su cerebro. Primero fue internado el el hospital Scaravelli, pero por la complejidad de su cuadro lo derivaron al Hospital El Carmen, en Godoy Cruz, donde fue operado, pero finalmente murió en la madrugada del jueves 20.