Ocurrió en Guaymallén

Tres delincuentes le robaron los ahorros a una mujer de 83 años en su casa de Guaymallén

La víctima limpiaba la vereda de su casa, en Guaymallén, cuando una mujer se le acercó y le dijo que su pelota se había caído en su patio. Cuando la anciana se fue a fijar fue atacada por tres delincuentes que le robaron 1.000 dólares y otras pertenencias

Una mujer de 83 años fue engañada por una joven, y luego fue asaltada por tres delincuentes que se metieron a la fuerza a su casa de Guaymallén. Bajo amenazas con arma de fuego, a la víctima le robaron 1.000 dólares, $10.000, un arma de fuego antigua y su celular.

La víctima estaba en su casa de calle Alem al 1.800, casi esquina con calle Amado Nervo, de Guaymallén, alrededor de las 22.30 del jueves. Una mujer llamó a su puerta, y la víctima sin abrir preguntó quién era. Una muchacha le habló amablemente y le pidió si podía fijarse en su patio si veía una pelota que se le había caído hacia ese lado.

inseguridad en mendoza asalto guaymallen.jpg
La víctima fue asaltada en su casa de calle Alem al 1.800, a pocos metros de calle Amado Nervo, en Guaymallén.

La víctima fue asaltada en su casa de calle Alem al 1.800, a pocos metros de calle Amado Nervo, en Guaymallén.

► TE PUEDE INTERESAR: Pidieron la prisión preventiva para el limpiavidrios que golpeó a un hombre hasta desfigurarlo

A pesar de tener concertinas colocadas en las medianeras, cuando el marido salió al patio a fijarse, se encontró con tres hombres que los amenazaron con armas de fuego y entraron a la fuerza.

Los golpearon, especialmente al hombre, y los maniataron. A pesar que las víctimas les dijeron dónde estaba el dinero, los asaltantes revolvieron toda la casa hasta que encontraron 1.000 dólares, $10.000, además del celular de la víctima y un revólver calibre 23 marca Smith and Wesson antiguo.

El matrimonio fue encerrado en un baño y los delincuentes escaparon de la casa. Cuando no escucharon más ruidos, las víctimas se animaron a pedir ayuda a sus vecinos, quienes llamaron al 911.

Los dos fueron asistidas en el lugar debido el estado de shock en el que estaban por el duro momento que habían vivido, ya que, según indicaron, toman todas las medidas se seguridad posibles para no ser víctimas de hechos como estos.

Mientras, la Policía recorrió las inmediaciones para dar con los ladrones, pero no lograron encontrarlos.