Policiales
Conmoción en España

Tremendo caso: le puso cocaína en los genitales y luego la descuartizó

Por UNO

Jorge Ignacio Palma es el descuartizador confeso de Marta Calvo, un crimen que conmueve en estos días a España por su brutalidad. El acusado no reconoce haber matado a la mujer. Dice que falleció en un accidente sexual. Pero reconoció que sí la descuartizó. Además aportó un nuevo dato a la investigació: colocó cocaína en sus genitales, una peligrosa práctica sexual que ya había realizado con varias prostitutas.

Te puede interesar: ANSES: en diciembre los beneficiarios de la AUH deben cobrar $9.106 por hijo

La Policía española todavía busca el cuerpo de Marta Calvo. Es que Palma confesó haber tenido citas con ella y asegura que si bien no la mató -que la mujer murió en un episodio de sexo y cocaína- la descuartizó. Y que luego tiró las distintas partes del cuerpo en diferentes contenedores de basura. Ahora reconoció que tuvo una peligrosa práctica sexual: colocar cocaína en sus zonas erógenas. El caso conmociona a toda la Península ibérica. 

No fue la primera vez

Palma habría utilizado esta práctica con varias prostitutas. Así lo declaró ante la Justicia española apenas después de reconocer que colocó droga en las partes íntimas de Marta Calvo. 

Esto despertó la investigación de otro caso en el que Palma está involucrado. En este suceso falleció una mujer que ejercía la prostitución en una casa de citas de Valencia. El programa español Espejo Público tuvo acceso a la grabación de la cámara de seguridad de ese prostíbulo que muestra al sospechoso entrando en el local y gracias a la cual la Policía pudo identificarlo.

Los hechos corresponden al 25 de marzo, cuando se recibió un aviso en la Policía porque una mujer estaba sufriendo convulsiones y el cliente que había estado con ella había abandonado precipitadamente el prostíbulo. Hasta el lugar se desplazaron Policía Nacional, Policía Local y efectivos sanitarios que trasladaron a la mujer al hospital donde quedó ingresada en coma inducido hasta que falleció el 3 de abril.

Las compañeras de la fallecida habían facilitado las características físicas del hombre que estuvo con la víctima y que había sido su único cliente. La Policía acabó teniendo conocimiento de que este hombre podía ser Jorge Ignacio Palma, sin embargo en el momento de conocer su identidad, se disponía ya del informe de la autopsia que revelaba que la fallecida murió como consecuencia de un ataque epiléptico con consumo de sustancias estupefacientes, por lo que el hombre no llegó a ser ni interrogado ni investigado, según fuentes policiales.

Según la autopsia de la prostituta detallaba que aparecieron restos de cocaína en sus zonas erógenas. Señala además, citando fuentes de la investigación, que hubo otras tres prostitutas más a las que él acudió y con las que intentó por medio de la fuerza realizar la misma práctica sexual.

Esta misma práctica sería la que habría utilizado con Marta Calvo, ya que, según su declaración ante el juez, también colocó droga en las partes íntimas de la joven.