Con 19 años, solía deambular por las inmediaciones del barrio Lihué con un arma blanca entre sus prendas de ropa. Fue cometiendo varios asaltos con rasgos violentos, hasta que terminó asesinado a una de sus víctimas a principios de este año. Así al menos lo sostiene la fiscal que investiga el crimen en Guaymallén y que logró que le dicten la prisión preventiva al sospechoso este martes.

Una de las representantes de la Unidad Fiscal de Homicidios, Andrea Lazo, protagonizó una audiencia a media mañana tras solicitar que Jeremías López Gutiérrez continúe alojado en el penal. El adolescente está acusado de matar a Marcelo Coronel (23) -ver más abajo- y de cometer otros dos asaltos similares en los meses anteriores.

Seguir leyendo

Sobre el crimen en Guaymallén, la fiscal considera que se trató de un homicidio criminis causa, es decir, que el asesino ultimó a la víctima para garantizar la impunidad del asalto. Es por esto que arriesga una pena de prisión perpetua y si llega a juicio su destino será resuelto por un jurado popular.

Además de esta imputación, Jeremías López también está formalizado por otros dos robos agravados de similares características al hecho donde murió Marcelo Coronel: el autor utilizó armas blancas, ocurrieron en las inmediaciones del barrio Lihué y, en uno de ellos, la víctima también fue apuñalada.

La jueza Miriam Núñez le dio la derecha a la fiscal Andrea Lazo y dictó la prisión preventiva contra el joven de 19 años, quien quedará alojado en la penitenciaría mientras avanza la investigación en su contra. A su vez, rechazó el pedido de arresto domiciliario por parte de la defensa de joven.

Marcelo Coronel.jpg
Marcelo Coronel fue apuñalado en el barrio Lihué.

Marcelo Coronel fue apuñalado en el barrio Lihué.

Crimen en Guaymallén

Cerca de las 5.30 del 20 de febrero pasado, Marcelo Coronel recibió una certera puñalada en su corazón que le quitó la vida a los pocos segundos. Caminaba frente a la manzana 21 del barrio Lihué cuando fue atacado. Algunos lugareños alcanzaron a observar la secuencia y dieron aviso a la Policía.

Los testigos también identificaron al atacante y Jeremías López, que también vive en la zona, fue detenido a las pocas cuadras. Tenía un arma blanca en su poder. Los testigos detallaron que López intentó robarle a Marcelo Coronel y como la víctima se resistió, le terminó propinando la herida fatal.