Diario Uno > Policiales > asaltos

Serie de asaltos a mano armada en Guaymallén y San Martín

Una serie de asaltos en la vía pública y a mano armada se registraron este fin de semana. Un panadero fue despojado de su camioneta en San Martín

La inseguridad que existe en las calles de la provincia en general es palpable, y así lo demuestran los partes policiales de este fin de semana, donde se registraron asaltos a mano armada en plena vía pública, con botines de diversos montos, pero que generan en la sociedad, y en especial al damnificado una sensación de desamparo marcada. La pequeña camioneta rural de un repartidor de pan fue robada en el Este -San Martín-; y dos personas fueron despojadas de sus elementos personales y algo de efectivo en sendos robos en Guaymallén y entre la tarde del sábado y este domingo a la madrugada.

El robo más voluminoso en cuanto al valor del bien sustraído ocurrió al amanecer de este domingo -7.30-, cuando el panadero M. F., de 64 años, circulaba por la calle Lonardi, y al llegar a Cardenal Samore, de la ciudad de San Martín, tuvo que detener su marcha al ver a dos hombres en plena riña en la calle. En ese momento, quienes simulaban esta confrontación lo abordaron al trabajador, y con amenazas le quitaron el vehículo, una rural Fiat Palio Weekend, cargada de mercadería y otros elementos de trabajo, para darse a la fuga de inmediato.

Te puede interesar...

La cosecha de los malvivientes comenzó temprano durante el fin de semana, y minutos antes de las 20, un inoportuno desperfecto en su moto obligó a R. M. de 34 años a detenerse al costado de la calle Tirasso, a la altura del 2700, en Buena Nueva, Guaymallén (jurisdicción de la subcomisaría Oficial Ayudante Mauricio Conde Maza) para tratar de poner en marcha al rodado y continuar su marcha. Esto fue aprovechado por unos sujetos armados que lo amenazaron y le sustrajeron su teléfono celular y su billetera, con $1.500 en efectivo y sus documentos.

Los robos continuaron en Guaymallén, y a las 23.20, la caminata de una joven mujer fue interrumpida con gran susto por varios delincuentes. La señora A. P., de 35 años caminaba por la calle Adolfo Calle de Dorrego (jurisdicción de la Comisaría 44°), cuando fue interceptada por unos sujetos armados que le arrebataron bajo amenazas su teléfono celular y un juego de llaves que llevaba.