Diario Uno > Policiales

Se llevaron $23 mil de una gomería tras golpear a su dueño

Múltiples golpes en distintas partes del cuerpo recibió un hombre que se resistió a un asalto queperpetraron en su gomería de Luzuriaga, Maipú, tres sujetos armados que finalmente lograron robarle

la suma de $23 mil y un Nextel.

Te puede interesar...

La historia de este nuevo atraco, uno más de los tantos que se registran en la provincia,

comenzó, según explicó a UNO la víctima, Jose Antonio Valdez (36), el viernes de la semana pasada,

cuando hasta su gomería de calle Castelli al 3000 llegó un joven que se mostró interesado en la

adquisición de un neumático para su camión.

El joven llamó a Valdez por su apodo, Tony, y cuando éste le dijo que no tenía lo que buscaba

pero que iba a hacer lo posible por facilitárselo quedó en regresar. Previamente le pidió el número

de celular para llamarlo por si había lo había conseguido.

Y efectivamente el martes, alrededor de las 10.30, el hombre regresó a la gomería tal como lo

había preanunciado, pero lo hizo acompañado por dos sujetos. Lo saludó con un "¿qué haces, loco?",

y luego le preguntó por el neumático. Valdez ni siquiera alcanzó a responder, porque uno de los

sujetos que acompañaban al joven sacó un revólver y le advirtió: "Quedate quieto porque necesito la

plata".

Mientras tanto, otro delincuente que había entrado con el que se mostró interesado en

adquirir el neumático llevaba en sus manos una caja de herramientas. La abrió y sacó otra arma, que

sería calibre 38.

En ese instante le pegaron un empujón y fue entonces cuando Valdez trató de agarrarlo. "

Quedate quieto que te pego un tiro", le advirtió uno de los maleantes, tras lo cual lo hizo caer al

suelo para reducirlo.

Para ello lo ató con una tira de tela y allí los tres comenzaron a pegarle en distintas

partes del cuerpo mientras insistían que les diera la plata. Siguieron golpeándolo y además le

colocaron una bolsa de plástico en la cabeza. "Yo me acurruqué esperando un golpe detrás de otro

mientras gritaba esperando que algún vecino me escuchara, y allí partió otra violenta patada en la

boca", siguió narrando Valdez. Para evitar que sus gritos se oyeran, los delincuentes habían puesto

la radio a todo volumen."También me ataron con cinta engomada y cables".

Como les dijo que no tenía plata lo amenazaron con echarle encima un bidón de nafta de tres

litros para "quemarme vivo". "Te prendemos fuego y ya está", replicaron los delincuentes.Ante esta

situación al gomero no le quedó otra alternativa que admitir que tenía un dinero guardado pero que

estaba en su casa, donde a esa hora estaba su mamá. Los maleantes lo desataron, lo hicieron caminar

los 100 metros que separan el taller de la vivienda y cuando llegaron Valdez le dijo a su madre,

para sacarla del peligro que significaban los sujetos, que eran amigos que querían comprarle el

auto que tenía en venta. La mujer, sin sospechar nada, se marchó.

Una vez que tuvieron la plata en la mano los asaltantes le recomendaron que no saliera al

menos por diez minutos. "Si lo hacés, se arma la hecatombe", le advirtieron. Subieron a una

camioneta Ford y partieron raudamente.Como pudo, la víctima llamó a la policía, a quien les dijo

que además de la plata le robaron la billetera con $200, y un Nextel." Ayer fui al forense y

constataron todas las lesiones que me hicieron. No tengo duda de que esto es una batida"concluyó

Valdez.