Un mendocino de 26 años fue condenado este viernes a cumplir cadena perpetua luego de que un tribunal de San Luis lo encontrara culpable del homicidio de su patrón ocurrido en 2018. El cuerpo fue encontrado en el Dique Saladillo con dos disparos.

Samuel Nuarte mantuvo su inocencia durante sus últimas palabras ante los jueces de la Cámara del Crimen 2 de San Luis donde minutos después oyó su sentencia a cadena perpetua por el crimen de Jorge Eyherabide, un productor agropecuario con quien compartía la vivienda en un campo ubicado a más de 40 kilómetros de la ciudad cabecera.

No se pudo determinar el momento exacto del homicidio de Eyherabide pero se estima que fue entre fines de julio y principios de agosto. Su cuerpo fue encontrado con dos balazos, uno en la cabeza y otro en la espalda, en el Dique Saladillo. Estaba envuelto en una bolsa de arpillera y atado.

Según la fiscalía, Nuarte asesinó a su patrón por dinero por eso el delito que pesaba sobre él era el de homicidio agravado por alevosía y por criminis causa, es decir, que asesinó para ocultar otro delito.

La abogada de la querella que representaba a la familia Eyherabide lanzó fuertes críticas hacia la investigación que llevó adelante la policía. Recriminó que no se hubiesen seguido otras líneas de investigación y abogó para que se condenara a los verdaderos responsables del crimen.

La defensa, en tanto, también indicó que las pruebas eran insuficientes para condenar a su cliente más allá de la duda razonable y se quejó por no haber ampliado la investigaciones hacia otras líneas.

Seguir leyendo