La peor pesadilla posible sufrió este lunes cerca de las 20 una mujer que circulaba en Dorrego, por calle Charcas, en su vehículo, ya que fue atacada por delincuentes, quienes la golpearon duramente en la cabeza, y además le sustrajeron su Volkwagen Fox. Lo peor de todo, es que la mujer a la que le robaron el auto, sufrió la angustia de ver que además del rodado se llevaban a su pequeña hija de tres años.

Afortunadamente, la mujer, pudo recuperar lo más importante, su hija, que se llamaría Amalia, la que había sido abandonada a algunas cuadras del lugar del atraco, cerca de la plaza Pascual Pérez, entre las calles del mismo nombre, y Paso de Los Patos. Allí la encontró media hora después una mujer que trabaja de niñera en el barrio. Al no saber su domicilio la pequeña, llamó al 911 y se hizo presente luego un móvil policial. El despliegue de efectivos generó asombro entre los vecinos del lugar. La mujer asaltada había sido fuertemente golpeada en su cabeza y amenazada con armas de fuego.

Te puede interesar...

Un rato después llegaron a la plaza, donde habían llevado a la nena, y la trataron de contener, ambos padres, con la madre mostrando las heridas en la cabeza, hechas por el ladrón del auto.

La Policía realizó un importante despliegue de efectivos y material, utilizando incluso el helicóptero en la búsqueda de los maleantes, aunque el vehículo de color azul y los ladrones no pudieron ser hallados, por lo menos hasta la noche de este lunes.