A pesar del intenso rastrillaje, Luis Alberto Parra, de 56 años, aún no fue encontrado en la zona del badén de El Challao, en Las Heras, donde en la madrugada del viernes fue arrastrado con su auto por la inesperada crecida de un cauce de agua. Bomberos, Defensa Civil y familiares retomaron este sábado a las 8 la búsqueda del hombre tras haberse suspendido durante unas horas por la lluvia.

El director de Defensa Civil, Daniel Burrieza, comentó además a Diario UNO que en esta jornada se sumaron perros de la Policía y un dron para ampliar el sector de rastrillaje.

Te puede interesar...

busqueda el challao2.jpg

El rastrillaje se concentró el viernes a la tarde desde el badén ubicado a 100 metros del camping de ATSA, de El Challao, donde el hombre intentó cruzar con su auto Suzuki Swift y fue arrastrado por el agua, hasta donde fue hallado el vehículo, a unos 2 kilómetros. Pero no se encontró nada. Ni una sola de sus pertenencias.

Búsqueda de Luis Alberto Parra. Así quedó el auto que fue arrastrado por el agua.

Los familiares están desesperados por encontrar a Parra, por lo que buscan minuciosamente por todo el terreno con los especialistas de Bomberos del Cuartel Central y Defensa Civil. Las máquinas retroexcavadoras también removieron grandes rocas, pero hasta ahora no hay resultados positivos.

busqueda el challao- pravata 7.jpg
Bomberos buscó por debajo de las rocas donde fue encontrado el auto de la víctima

Bomberos buscó por debajo de las rocas donde fue encontrado el auto de la víctima

Estuvieron allí hasta que las condiciones del tiempo lo permitieron debido a que cerca de las 18 del viernes comenzó a llover en varias zonas del Gran Mendoza.

El operativo comenzó en la madrugada de este viernes cuando todos los equipos especializados de Bomberos del Cuartel Central, Voluntarios, Defensa Civil, Caballería, Canes, y maquinaria trabajaron para hallar a Parra. Cerca de las 5 apareció el auto, pero no dieron con él.

El hecho

El trágico suceso ocurrió pasada la 1 de este viernes, cuando Luis Alberto Parra, quien vive en la zona de El Challao, se arriesgó a pasar por el badén ubicado a 100 metros del camping de ATSA, a pesar de la fuerte tormenta y de que ya había agua que cruzaba la calzada por el río seco.

Testigos indicaron que en ese momento el auto se quedó varado en el medio del badén, por lo que Parra pidió ayuda a los gritos.

Un hombre con una Toyota Hilux trató de enganchar el vehículo, pero hubo una importante crecida, y una especie de ola lo arrastró con el hombre en el interior.

El vehículo fue encontrado literalmente enterrado entre barro y piedras y quedó completamente destrozado. Fue sacado del lugar al mediodía, y constataron que la víctima no estaba adentro del habitáculo.

Un perro de rastreo dio claras señales que el cuerpo de Parra podría haber estado debajo de las piedras que quedaron al descubierto al sacar el auto, pero luego de remover hasta con una retroexcavadora, no descubrieron nada.

busqueda el challao- pravata 6.jpg
Los perros de rastro dieron algunos indicios, pero el resultado fue negativo

Los perros de rastro dieron algunos indicios, pero el resultado fue negativo