Policiales Martes, 22 de mayo de 2018

Recuperaron la libertad dos hermanos acusados de asesinar a un hombre

Los jóvenes, de 28 y 32 años, están acusados de golpear a Wilson Morales (25) hasta matarlo. Ocurrió hace dos meses en el oeste de Godoy Cruz.

Tras más de dos meses de estar tras las rejas, dos hermanos acusados de asesinar a un joven en el oeste de Godoy Cruz fueron liberados en esta causa. En un principio se pensó que los sospechosos quisieron defender a una mujer de un abuso sexual, pero esa versión fue descartada y los pesquisas indagan otra hipótesis.

Este martes, el juez de Garantías David Mangiafico ordenó el recupero de libertad para Mario (28) y Juan (32) López Saavedra, aunque el primero de ellos continuará privado de su libertad ya que tiene otras causas penales de vieja data.

El magistrado tuvo en cuenta que el menor de los hermanos, apodado Pajarito, tenía una pulsera electrónica del Servicio Penitenciario y desde esa entidad informaron que no habían violado el perímetro establecido el día del hecho.

El fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello había argumentado en su pedido de prisión preventiva que el punto donde fue asesinado Wilson Andrés Morales (25) se encuentra cercano al domicilio de Pajarito López. Es más, ya ha solicitado un informe al Servicio Penitenciario para determinar la cantidad de los metros que corresponden al cerco del GPS.

Sumado a esto existe la declaración de una mujer que conoce a los imputados y los señaló como los autores del hecho. Incluso esta testigo aportó a las autoridades el documento de identidad de Mario López que había sido hallado en el teatro de los hechos.

Para el juez Mangiafico estos indicios no tuvieron la fuerza de convicción suficientes para explicar que los hermanos López continúen tras las rejas. La resolución puede ser apelable por el fiscal de la causa o incluso sumar nuevas pruebas cuando reciba resultados positivos por parte del Servicio Penitenciario.

Abuso descartado

El 6 de marzo, cerca de las 22, un llamado al 911 informó sobre un cadáver que se encontraba en el oeste de Godoy Cruz, a la vera de una chacarita ubicada en calles Perón y Martín Fierro. Las autoridades confirmaron que se trataba de un joven sin vida al cual le faltaba su remera y sus zapatillas y presentaba importantes traumatismos en el rostro.

Horas después, una joven de 25 se presentó en una dependencia judicial y explicó que había sido defendida por dos sujetos cuando el occiso la golpeó e intentó abusarla sexualmente.

Con el avance la pesquisa, los investigadores determinaron que el fallecido era Wilson Morales y que había estado en pareja con la mujer. Según sostiene una versión, ella tenía una relación formal con Pajarito López pero mientras este se encontraba preso comenzó a verse con la víctima fatal.

Cuando López obtuvo la prisión domiciliaria volvió a estar con la joven, pero esta se habría quedado con un teléfono de Morales. La mujer y el hombre atacado se cruzaron ese 6 de marzo. Este le habría reclamado el celular y por ese motivo comenzó la pelea en la cual terminó sin vida.

Con esta versión, el 14 de marzo se realizó un allanamiento en el Campo Papa, sobre calle Martín Fierro, donde fue detenido Mario López. Su hermano mayor se entregó esa misma jornada horas después.

Más noticias