Con una gran cantidad de elementos probatorios, la fiscal de la causa en la que se imputó por abuso sexual y femicidio al lasherino Sebastián David Salomón Pisciotta, de 20 años, logró que la jueza Miriam Núñez ordenara la prisión preventiva del sospechoso este miércoles. El Ministerio Público Fiscal (MPF) había imputado a Sebastián Salomón, único aprehendido por los hechos ocurridos el domingo 18 de abril en el barrio Espejo, de Las Heras, donde fue muerta a machetazos Daiana Aballay, de 24 años.

La fiscal Andrea Lazo pidió a la jueza a cargo del Juzgado Penal N°2 que dictara la prisión preventiva para el hombre de 20 años, que al momento de ser aprehendido había confesado la autoría del aberrante hecho, aunque esto no fue sumado a la causa. Sin embargo, la jueza Nuñez entendió que la gran cantidad de elementos probatorios fueron suficientes para determinar la medida en contra de Salomón.

En el momento de la captura, Salomón tenía la cara y sus brazos rasguñados. Las heridas eran evidentemente recientes, por lo que los policías que lo detuvieron en calle General Paz y Barrionuevo, de Las Heras, estaban casi seguros de que era el autor. Luego de requisarlo le secuestraron una navaja y un encendedor que tenían manchas de sangre. Ante las preguntas de los efectivos, Salomón confesó que él había herido a Daiana Aballay en su casa de calle Necochea al 2700, de Las Heras, y dijo dónde había escondido el machete que usó.

Aquel domingo fatídico, ante los desgarradores gritos de la víctima (una joven madre de un niño de 5 años que estaba sola en eso momento, ya que su esposo había salido) acudieron los propios vecinos en auxilio y cuando salieron a la calle la encontraron desnuda, con varias heridas cortantes y tendida sobre un charco de sangre.

Cuando la fueron a auxiliar, la chica alcanzó a decirles que no ingresaran a su vivienda porque había un sujeto armado con un machete, y luego vieron escapar por los techos al hombre al que luego identificaron como Salomón.

Aballay fue llevada de urgencia por su propio esposo cerca de las 14 al cercano Hospital Carrillo, de donde fue derivada al Hospital Central por la gravedad de las heridas cortantes en la espalda y pecho, pero nada se pudo hacer y la mujer perdió la vida.

Debido a los antecedentes de Salomón se realizó un peritaje psiquiátrico,que determinó que el detenido era consciente de sus actos y por lo tanto imputable en la causa.

Seguir leyendo