Policiales asalto
Violentos Asaltos

En primera persona: el relato de uno de los senderistas atacado en El Challao

Por UNO

“Nos saltaron tres personas de un costado de un metro de altura, uno armado y dos con piedras. Nos dijeron que le diéramos absolutamente todo lo que teníamos, nos sacaron las zapatillas, las camperas, las remeras, nos golpearon en la cabeza a patadas y nos amenazaron con una pistola”, es el relato de Marcos, uno de los jóvenes que fue atacado durante el fin de semana en El Challao, cuando con tres amigos regresaban luego de subir al Cerro Arco.

Te puede interesar: Violaron a una nena de 2 años que estaba internada con síntomas de coronavirus

Varios fueron los deportistas que durante el sábado fueron atacados de la misma manera: tres delincuentes, uno con un arma de fuego y los otros con piedras, quienes sorprendieron a sus víctimas en la zona del Río Seco. Les sacaron todas las pertenencias, los hicieron tirarse al suelo y luego, los dejaron irse.

Nos hicieron caminar por un sendero y no sabíamos si nos mataban o qué iba a pasar”, dijo el joven a Radio Nihuil. Luego, llegaron por ese camino hasta la Avenida Champagnat, a la altura del salón de fiestas Palatium, por donde regresaron hasta la casa de una de las víctimas. “Los autos que pasaban no entendían por qué caminábamos con ese frio en cuero y descalzos”.

 Embed      

Finalmente llegaron hasta el barrio donde vive uno de los chicos, y allí fueron asistidos por el personal de seguridad y por la Policía, además de sus familiares.

A raíz de lo que les pasó, se enteraron que dos chicas y dos hermanos habían sido asaltados aparentemente por la misma banda, pero a diferencia que en ese caso a los dos hombres los golpearon brutalmente y a uno de ellos le dispararon sin lograr herirlo. Incluso, lo dejaron inconsciente abandonado y llegaron a creer que estaba muerto, hasta que fue hallado por la Policía.

“La Policía con el otro chico se movió un montón, pero no pueden dar con los ladrones. Creo que lo que pasó el sábado fue siempre la misma banda, uno armado y otros con piedras. Hay una villa a 100 metros de donde está el Río Seco y me parece que de ahí vienen”, detalló Marcos, y agregó que los autores eran jóvenes de entre 20 y 25 años, de 1,70 metros aproximadamente y estaban encapuchados: “No los podíamos ver, nos dijeron que nos tiremos al piso”.

Ante este violento asalto del que fueron víctimas, Marcos señaló: “Mucha gente va a practicar deportes a esa zona y no somos los únicos que lo sufrimos. Pedimos más seguridad en la zona para poder hacer actividad tranquilos”.

El sábado en la tarde dos chicas fueron golpeadas y las dejaron en ropa interior. Tuvieron que correr descalzas 5 kilómetros para pedir ayuda. Junto a ella otros dos chicos fueron brutalmente golpeados, incluso a uno de ellos creyeron que lo habían matado.

La mamá de una de las víctimas publicó el relato de lo sucedido: “El 11/07/2020 mi hija acompañada tres senderistas más (Actividad recreativa que hacen desde hace tiempo) fueron al Rio Seco de El Challao, Las Heras, Mendoza (Chicos que trabajan, estudian, son parte útil de la sociedad). A las 17,30 inician el descenso detrás del Cerro Arco, fueron interceptados por 3 malvivientes. Tres lacras de esta sociedad que les robaron todas sus pertenencias”.

“Las chicas, A y B (voy a resguardar nombres e identidades por temor) fueron detenidas por uno de los 3 individuos, las hizo prácticamente, desnudar, las golpeó en la cabeza, amedrentadas con gritos, golpes de puño, tiradas al suelo y pateadas; mientras los otros dos Sr ladrones le dispararon a uno de los chicos, quien trató de escapar de los disparos y comenzó a escalar, donde fue alcanzado por los ladrones que comenzaron a golpearlo de puño y con una botella; Cuando a “C” lo creyeron muerto, regresaron hasta donde estaba el otro golpeando a las chicas y al otro chico “D” y ahí, cómo no fue poco la diversión empezaron a pegarle a D; ahí las levantaron a las chicas y les ordenaron que empezaran a correr, que no miraran hacia atrás y que no se les ocurriera llamar a la Policía”.

“Las chicas semidesnudas, descalzas y aterrorizadas, quienes pensaron que ya uno estaba muerto “C”; corrieron casi 5 km entre piedras, cactus y vegetación seca, preocupadas por los chicos querían volverse ya que los mismos habían quedado tirados en el piso, pensando que ya uno de ellos estaba muerto. Desde ya muchas gracias al personal de la Comisaría 5ta, Investigaciones, Motorizada y Salud del 107”.