Policiales Agresor
Agresor

Pidieron prisión preventiva para el hombre que agredió al guardia de seguridad

Por UNO

Miguel Ángel Paz podría recibir prisión preventiva por golpear a un guardia de seguridad cuando le reclamó por no respetar el aislamiento por coronavirus.

Te puede interesar: Cómo sacar el permiso para circular en CABA durante la cuarentena por coronavirus

Un fiscal pidió la prisión preventiva para el personal trainer detenido en Olivos luego de golpear a un vigilador de su edificio que lo había denunciado por no cumplir con el aislamiento ante la pandemia de coronavirus, luego de haber regresado de los Estados Unidos.

El pedido fue formulado por el fiscal Martín Gómez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Vicente López, quien solicitó que al imputado Miguel Ángel Paz se le dicte prisión preventiva por los delitos de “lesiones y amenazas”.

Según informaron fuentes judiciales, durante el día la jornada del miércoles el juez de Garantías 4 de San Isidro, Esteban Rossignoli, deberá resolver tanto este pedido como el planteo de excarcelación que presentó la defensa de Paz, quien por el momento está con una prisión domiciliaria y cumpliendo aislamiento obligatorio por coronavirus.

El hecho, que motivo incluso la intervención del propio presidente Alberto Fernández en redes sociales y en entrevistas, ocurrió el sábado 14 de marzo en un edificio situado en Rosales 2793, en la localidad de Olivos, cuando Gustavo Granucci, seguridad privada del edificio, denunció la agresión que sufrió por parte de Paz.

El ataque, que quedó filmado por cámaras de seguridad, se produjo en la sala del vigilador en el momento en que el entrenador insultó y golpeó al empleado de seguridad.

El fiscal Gómez resalta que la conducta de Paz "lejos de tratarse de una reacción desmedida" fue "intensamente violenta, voluntaria y desproporcionada”.

Pese a que se trata de delitos que permiten la excarcelación, al fundamentar su pedido de prisión preventiva, Gómez subraya que en este caso particular existen “peligro de fuga y de entorpecimiento” de la investigación, “extremo harto evidente y que no resiste un mayor análisis, según las reglas de la lógica”.

Temas relacionados: