Policiales Lunes, 12 de noviembre de 2018

Piden 20 años de cárcel para joven acusado de matar de 46 puñaladas

Ocurrió hace poco menos de un año en Palmira. El acusado es un joven de 19 años que dijo haber defendido a su hermana de su excuñado.

Hasta 20 años de cárcel arriesga un joven que está acusado de cometer un sangriento asesinato en el Este provincial hace casi un año, donde la víctima recibió aproximadamente medio centenar de heridas de arma blanca.

El viernes pasado se realizaron los alegatos en el juicio que busca esclarecer el crimen de William Ramón Soria (25) -ver más abajo-. El fiscal Oscar Sívori solicitó una pena de 15 años de prisión por homicidio simple.

Pese a que la víctima fatal presentaba 46 puñaladas, sólo tres fueron mortales y el resto de las heridas eran superficiales, por lo que no se contempló el agravante del ensañamiento en la acusación, lo que habría llevado la escala penal a la única pena de prisión perpetua.

Según comentaron fuentes judiciales, el abogado querellante Dante De Oro solicitó 20 años de cárcel para Luzuriaga, en tanto que la defensa del sospechoso pidió la absolución.

La sentencia del proceso oral y público, que comenzó el 22 de octubre pasado, será difundida en el mediodía de este miércoles.

William Ramón Soria recibió 46 heridas de arma blanca.
William Ramón Soria recibió 46 heridas de arma blanca.

Extrema violencia

Eran las últimas horas del 22 de diciembre pasado, cuando un llamado al 911 alertó sobre una violenta situación que estaba ocurriendo en el barrio Néstor Kirchner, ubicado en la localidad de Palmira.

Efectivos policiales se trasladaron al lugar y a pocos metros encontraron a William Soria sangrando y gravemente herido. Cuando una ambulancia acudió ya estaba sin vida. En el Cuerpo Médico Forense constataron luego que había sufrido 46 puñaladas.

La detención del principal sospechoso se concretó a los pocos minutos. Testigos de la zona aportaron en primera instancia que el occiso había estado golpeando a su expareja y el hermano de la mujer la defendió. Brian Luzuriaga fue capturado e imputado días después.

La primera versión del entorno del acusado es que defendió a su hermana, pero existe otra hipótesis por la cual se inclinó la Fiscalía. La mujer no presentaba lesiones evidentes, algunos testigos señalaron que vendía estupefacientes en la zona y Soria le estaba reclamando esto ya que tienen hijos en común.

De una forma u otra, el miércoles que viene se sabrá si Luzuriaga debe continuar alojado en la cárcel con una grave condena en su contra o si recupera la libertad.

Más noticias