En el inicio del fin de semana largo, en que comenzaron a regir las nuevas restricciones de circulación por el violento rebrote de contagios de coronavirus, se registraron varios robos en la vía pública, especialmente en Guaymallén y Godoy Cruz, donde los teléfonos celulares fueron los magros botines más sustraídos.

El sábado se inició la serie de denuncias de robos en el Gran Mendoza con dos jóvenes que charlaban en la puerta de su casa, sentados en el cordón de la calle Santiago Araujo al 1900, Villa Nueva, de Guaymallén. Cerca de las 19.20, un auto Volkswagen Gol Trend, color negro, se detuvo junto a los muchachos, ambos de 19 años, y se bajaron dos sujetos, que bajo amenazas les sustrajeron los dos teléfonos celulares, marca Samsung J7.

Ya a las 21, esta vez el robo se produjo en Godoy Cruz, en la zona del barrio Pablo VI. Un pequeño grupo de personas se encontraba realizando compras en un negocio de la calle Lobería al 1700, cuando ingresaron al local tres sujetos armados, que bajo amenazas redujeron a tres individuos, de 28, 36 y 40 años respectivamente, alzándose con un botín de un celular Huawei 20 Lite y unos $4.000 en efectivo, dándose luego a la fuga impunemente.

Quien tuvo una corta fuga, y no logró la impunidad fue el ladrón de una motocicleta de baja cilindrada en Guaymallén. Ya en la mañana del este domingo (5.20), el personal de vigilancias con cámaras de Guaymallén detectó la actitud sospechosa de un sujeto que corría con el rodado por calle Higuerita al Norte.

Al dar el aviso, una patrulla policial alcanzó al hombre, que al verse descubierto dejó la moto Maverick 110 c.c. tirada y trató de darse a la fuga en el Barrio San Ricardo (Higueritas y carril Godoy Cruz (Guaymallén), aunque fue detenido pocos metros más allá, y se lo pudo identifica. Tiene 31 años y le habría sustraído el scooter a un hombre de 71 años, por lo que quedó detenido e imputado por la Oficina Fiscal N°9.

Seguir leyendo