Policiales Viernes, 16 de noviembre de 2018

Narco VIP: creen que un joven detenido vendía marihuana a clientes exclusivos

Un muchacho de 30 años fue capturado con una considerable cantidad de drogas en su domicilio.

Un vendedor de marihuana VIP. O al menos así creen los investigadores que era el modus operandi del hombre que fue detenido con una considerable cantidad de estupefacientes en un domicilio ubicado en Godoy Cruz durante la jornada de este viernes.

Según sostiene la pesquisa, César Abraham (30) era muy cuidadoso con su accionar. En su domicilio ubicado en calle Pedro del Castillo al 1.700 atendía sólo a conocidos y no vendía ni siquiera porros.

El hombre se manejaba con un círculo de clientes exclusivo a quienes les vendía la droga fraccionada en trozos. "Si le tocabas la puerta para comprar y no te conocía decía que él no vendía drogas", detalló un investigador policial.

Pese al extremo cuidado que tenía fue capturado. Una vez más, un llamado anónimo al Fonodrogas (0-800-800-37642) desató la investigación hace poco más de dos semanas, según comentaron fuentes policiales.

Los pesquisas confirmaron que en ese domicilio se vendía marihuana y con la anuencia de la Justicia Federal realizaron un allanamiento en la mañana de este viernes. El operativo llevado a cabo por efectivos de la Dirección General de Lucha contra el Narcotráfico fue positivo.

No sólo fue detenido Abraham, sino que también se incautaron 7 kilogramos de marihuana, unos pocos gramos de cocaína, más de 40 mil pesos en efectivo, una balanza y elementos para el corte y fraccionamiento.

La ganancia del exclusivo dealer era importante. Un kilo de marihuana entero se consigue a un valor aproximado de 18 mil pesos, pero al fraccionarlo se vende a 50 pesos el gramo. Es decir, las personas que se dedican al narcomenudeo obtienen más de 30 mil pesos de ganancia por cada kilo que venden.

Ahora quedó a disposición del juez federal Marcelo Garnica y, según detallaron fuentes ligadas a la causa, recibirá una dura imputación. Es que su situación no sólo es complicada por estar sospechado de tener estupefacientes con el fin de comercializarlos si no que la ubicación geográfica de su domicilio constituye un agravante.

La Ley establece que aumentará la pena en caso de que "el delito se cometiere en las inmediaciones o en el interior de una institución deporitva. A menos de una cuadra de la casa donde se realizó el allanamiento se ubica el club Andes Talleres. Por esto, con el procesamiento, Abraham arriesgará una condena de 5 años y 4 meses de prisión hasta 20 años.

Más noticias