Policiales | ascensor | Muerte | Autopsia

Muerte y misterio: Ana estaba viva cuando cayó del ascensor, qué más determinó la autopsia

La muerte de Ana Karolina, la estudiante brasileña que cayó de un ascensor desde el piso 14 de un edificio, sigue siendo un misterio. Qué dijo la autopsia

La muerte de Ana Karolina, la estudiante brasileña que fue hallada en el hueco del ascensor de un edificio de Avenida del Libertador, de Retiro, Buenos Aires, sigue siendo todo un misterio. La autopsia arrojó como resultado que aún estaba viva cuando cayó y que la causa de muerte, de forma preliminar, serían los golpes provocados por la caída.

Te puede interesar...

La Justicia constató en una de las pericias que la joven estudiante brasileña cayó del piso 14, rebotó en el techo del ascensor que estaba detenido en planta baja rompiendo todos los vidrios y cayó por un costado hasta el tercer subsuelo donde murió en el acto, indica Infobae.

Los testigos, el dueño del departamento, Lucas Okita y su amigo Juan Ignacio Ameal, "amigovio" de la joven, declararon que los tres tomaron alcohol y que cerca de las 6.30, Ana se quedó dormida en un sillón del living. Que ellos se apartaron a otra habitación y que algunos minutos después volvieron y la joven no estaba.

Que la puerta estaba abierta y que cuando salieron al pasillo del piso, advirtieron que la puerta del ascensor también estaba abierta.

"Ellos cuentan solo eso pero no tienen una explicación de cómo ella pasa de estar supuestamente durmiendo a caerse por un ascensor. Un dato interesante es que ella estaba sin las zapatillas al momento de caer. Las encontramos en el departamento. Se las había sacado cuando llegó, por lo que no tiene mucho sentido pensar, por ejemplo, que estaba queriendo irse normalmente a su casa y cayó por una falla del ascensor", señala un investigador a Infobae.

En el departamento, además de las zapatillas de Ana, la Policía encontró la cartera, su campera y su celular IPhone 8 blanco.

También hallaron tres vasos transparentes con bebidas presuntamente alcohólicas; el ticket de compra de una estación de servicio y un billete enrollado, que suele usarse para aspirar cocaína.

Además, y como pieza clave de la investigación, se encontró en un cajón una bolsa con polvo rosado, el 2CB, capaz de generar alucinaciones, alteraciones de los sentidos y cambios en la percepción del tiempo y el espacio. Al lado de esa bolsa, se encontró una cuchara de plástico azul con restos de polvo que se cree que había sido usada recientemente.

La carátula de la causa es muerte dudosa. La autopsia de Ana Karolina determinó, de manera preliminar, que la muerte se dio por los golpes provocados por la caída. Es decir que cuando cayó desde el piso 14 estaba con vida.