A quemarropa

Mataron de un disparo a un kiosquero

Un kiosquero de 45 años fue asesinado de un disparo cuando una pareja de delincuentes armados intentó robarle en su comercio

Por UNO

(Editado por Pablo González) Un kiosquero de 45 años fue asesinado de un disparo cuando una pareja de delincuentes armados intentó robarle en su comercio de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, quienes luego sustrajeron un vehículo y una moto para darse a la fuga, pero finalmente fueron detenidos, informaron fuentes policiales.

kios.jpg

El episodio ocurrió alrededor de las 14 cuando un hombre ingresó a un kiosco ubicado en la avenida de Mayo y Alvarado, en la citada localidad del partido de La Matanza, y asesinó a su dueño de al menos un disparo.

Te puede interesar: En campaña, Fernández Sagasti acusó al Gobierno de Mendoza de "mirar con la nuca a los trabajadores"

La víctima fue identificada como Roberto Sabo, de 45 años y murió casi en el acto tras recibir un disparo en la cabeza. Fuentes policiales señalaron que un testigo del hecho informó a la policía que observó cuando un hombre salió del local y se fugó en un Ford Focus color negro, que le fue robado a un remisero que se encontraba por la zona.

El remisero declaró que una pareja le sustrajo el vehículo tras intimidarlo con un arma de fuego. Según las fuentes, en medio de la fuga los delincuentes chocaron contra un árbol en el cruce de las calles Saavedra y Alvear.

Para intentar esconderse, la pareja ingresó a un supermercado con la intención de simular unas compras y cambiarse la vestimenta para no ser reconocidos.

Te puede interesar: En la primera semana de noviembre se mantienen en baja los casos de Covid en Mendoza

Efectivos de la Comisaría 2da. de Ramos Mejía, de la Subestación Oeste de La Matanza, fueron alertados que le habían robado una moto a un delivery, por lo que rápidamente iniciaron un operativo cerrojo que finalizó con la detención de los sospechosos en Avenida de Mayo y Rivadavia.

Los delincuentes fueron identificados como Leonardo Daniel Suárez (29), y una adolescente de 15 años, de quien se reserva su identidad por ser menor de edad. En su poder hallaron cinco teléfonos celulares, dinero en efectivo, un revólver calibre 22 con cuatro vainas intactas y una servida.

La causa quedó a cargo del fiscal Federico Medone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios del Departamento Judicial La Matanza, quien caratuló al hecho como “homicidio en ocasión de robo”.