Gatillo fácil

Los padres de Lucas González fueron citados a declarar ante los fiscales

Los padres de Lucas González, el adolescente asesinado por efectivos de la Policía de la Ciudad en el barrio de Barracas, declararán este martes ante los fiscales que investigan el crimen

Por UNO

Aún sufriendo un inmenso por el crimen de su hijo, los padres de Lucas González, el adolescente asesinado el pasado miércoles por efectivos de la Policía de la Ciudad en el barrio porteño de Barracas, fueron citados para declarar este martes como testigos ante los fiscales que llevan adelante la investigación del caso.

Fuentes de la investigación informaron a Télam que los fiscales Leonel Gómez Barbella y Andrés Heim convocaron a Cintia López y Mario "Peka" González, padres del futbolista de 17 años asesinado el miércoles pasado, para este martes a las 10 en los Tribunales porteños y allí recibir su declaración testimonial de manera presencial.

A su vez, también se espera que los familiares de los tres adolescentes que sobrevivieron al ataque efectuado por tres policías de la Ciudad, presten declaración ante los fiscales entre este martes y miércoles.

Durante este lunes, los fiscales escucharon las declaraciones de los tres adolescentes que estuvieron con Lucas al momento del crimen, el miércoles último en el barrio de Barracas.

Los adolescentes, todos de 17 años, se entrevistaron primero con personal de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (Dovic), dependiente del Ministerio Público, y luego declararon de manera virtual ante los fiscales.

Además, se aguardan para las próximas horas los resultados de los peritajes balísticos y de los teléfonos celulares de los tres imputados.

Con el peritaje balístico se espera poder determinar de cuál de las tres armas partió el disparo que le provocó la muerte a Lucas, dijeron las fuentes judiciales consultadas.

El hecho ocurrió cerca de las 9.30 del miércoles pasado cuando Lucas y sus tres amigos salieron del club Barracas Central -donde el primero jugaba y los restantes habían ido a probarse- y fueron interceptados por los policías sin identificar, de quienes intentaron huir al pensar que eran delincuentes e iban a robarles.

Te puede interesar "Lo acribillaron y su única arma eran los botines rotos", dijo la madre de Lucas González

De acuerdo a la pesquisa judicial, los efectivos dispararon y balearon a Lucas, tras lo cual detuvieron a sus amigos y quisieron simular que se trataba de delincuentes a los que interceptaron cuando querían robar un kiosco.

Según la autopsia, Lucas murió a raíz de un impacto de proyectil de arma de fuego en el cráneo que le provocó una "hemorragia meningoencefálica" y, además, presentaba un surco en el pómulo derecho de una segunda bala.

Te puede interesar Policías admitieron haber disparado contra el auto en el que iba Lucas González

El fallecimiento del joven se produjo el jueves 18 en el hospital El Cruce, de Florencio Varela, adonde fue trasladado en grave estado procedente del Hospital Penna.