Diario Uno > Policiales > Chats

Los impactantes chats que la joven venezolana le envió a su mamá antes de ser violada

Salieron a la luz los mensajes que la joven venezolana de 18 años le mandó a su madre previa a ser violada por Gastón Martínez, quien quedó libre

Los impactantes chats que la joven venezolana le envió a su mamá antes de ser violada. Salieron a la luz los mensajes que la joven venezolana de 18 años le mandó a su madre previa a ser violada por Gastón Martínez. "Me quiero ir. Estoy muy asustada", ese fue el mensaje previo que la joven le envió a su madre minutos antes de ser violada.

La chica había concurrido a su primer día de trabajo en un comercio del barrio porteño de Once. Cuando llegó al lugar, el dueño, la drogó con una bebida que le dio y luego la violó. A pesar de esto, la jueza Karina Zucconi, lo dejó libre. Pero quedó imputado en libertad.

Te puede interesar...

En el siguiente mensaje la chica contó que: “creo que el dueño de donde trabajo me drogó, porque me siento mareada”. Para ese momento, la violación ya había sido cometida y cuando se despertó no recordaba nada. los chats entre la chica y su mamá, que a la vez los reenvió a su hermana. Cuando la Policía, alertada por los familiares, llegó al local tuvo que forzar la puerta para ingresar.

Cuando los efectivos ingresaron, encontraron a Gastón Martínez subiéndole los pantalones a la chica, que estaba bajo los efectos de la droga que la dejó inconsciente. Luego los médicos confirmaron la intoxicación.

La joven, de origen venezolano, dio una entrevista a un canal de noticias de su país y allí contó que “inmediatamente le mandé un mensaje a mi mamá diciéndole que tenía miedo porque vi que estaba cerrando todo”.

También dijo que después de tomar el agua que le sirvió su empleador “sentí que las manos se me dormían y marque en mi celular el último número al que llame". Del otro lado atendió su hermana, pero ella ya no podía hablar.

Pese a la denuncia y a que los efectivos policiales lo encontraron en el lugar, Garzón Martínez quedó libre: para tomar esa decisión, la jueza Karina Zucconi se basó en que el imputado no tenía antecedentes policiales ni condenas anteriores. La excarcelación fue apelada por la fiscal Silvana Russi.