Diario Uno > Policiales > Godoy Cruz

Los falsos policías volvieron a las andadas en Godoy Cruz

La banda de falsos policías, donde sus integrantes roban a cara tapada y con chalecos antibalas, irrumpió a tiros en una casa del barrio Urundel, de Godoy Cruz

Luego de un período de mantenerse a las sombras, debido a que la policía los buscaba intensamente, la banda de ladrones que se hace pasar por policías volvió a las andadas en Godoy Cruz. Por su parte la inseguridad ya está instalada en las zonas rurales, otrora tranquilas, y un grupo armado saqueó una finca de San Martín entre los robos agravados más destacados del inicio de esta semana.

En la noche del lunes (después de las 22) los poliladrones dieron un golpe en Godoy Cruz. Los maleantes, que se desplazaban en un automóvil Fiat Regatta de color negro, vistiendo chalecos antibalas policiales y con el rostro tapado, al estilo comando, se presentaron en una casa del barrio Urundel, en el Oeste del departamento, y amedrentando a vecinos para que dejaran de observar, irrumpieron en una casa del lote N°7. En esa vivienda estaba una mujer de 31 años, en compañía de sus hijos menores y vio cómo forzaban las rejas para ingresar, por lo que comenzó a llamar al 911.

Te puede interesar...

Se escucharon insultos y hasta un disparo. Luego los maleantes escaparon en su auto a toda velocidad, aunque los vecinos pudieron tomar nota de las características particulares del Fiat Regata utilizado. No se informó si, una vez dentro hubo robo o amenazas para los habitantes de la casa.

Al arribar un móvil policial al lugar del hecho, estos dieron cuenta al personal de la Unidad Investigativa Departamental (UID) y de la Policía Científica. Iniciado el rastrillaje tras las huelas de los asaltantes, se encontraron elementos como la barreta usada para forzar la reja, la vaina servida y una sin percutar de la pistola que usaron, los que servirán para poder seguir la pista que lleve a esta banda de policías apócrifos.

En San Martín

En tanto en San Martín, a las 22.30, un grupo de malvivientes irrumpió a mano armada en una propiedad rural de calle La Reina, en el distrito de Tres Porteñas con fines de robo.

Allí se encontraba el encargado de la finca, su esposa y un empleado, los que fueron amenazados a pinta pistola, mientras los delincuentes se alzaban con un botín compuesto por $5.000 en efectivo, un televisor LED de 65 pulgadas, un equipo de audio, dos celulares, y nada menos que la camioneta del encargado, una Chevrolet S-10, que usaron para cargar lo robado y escapar.