Diario Uno > Policiales > alcohol

Lo roció con alcohol y lo prendió fuego cansada del maltrato

Un hombre resultó quemado luego de que su mujer lo roció con alcohol y lo prendiera fuego, al defenderse de los golpes que le provocaba en su casa de Chacabuco

Un hombre resultó con el 18% del cuerpo quemado en la ciudad bonaerense de Chacabuco y se investiga si resultó lesionado cuando su pareja se defendió de un ataque en el contexto de violencia de género, informaron este martes fuentes judiciales y policiales.

La mujer declaró ante los policías y no fue detenida, ya que para la Justicia todo indica que actuó en "legítima defensa", ya que solía sufrir maltrato por parte su pareja, agregaron los voceros.

Te puede interesar...

El episodio se desencadenó el último fin de semana en un domicilio ubicado en la intersección de las calles Almafuerte y Bravo, de la mencionada localidad ubicada al norte de la provincia de Buenos Aires, donde reside un matrimonio junto a sus dos hijos.

Las fuentes señalaron a Télam que tras un llamado al 911, la policía fue alertada de que un hombre había sido rociado con alcohol y prendido fuego.

Al arribar al lugar, los efectivos constataron que el hombre, identificado como José María San Martín, de 44 años, presentaba quemaduras en la parte superior de su cuerpo.

En tanto, su esposa, de 39 años, aseguró que minutos antes San Martín la había golpeado y que reaccionó para defenderse.

Un vocero judicial detalló que en su declaración, la mujer indicó que la botella se la había alcanzado su hija de 11 años para realizarle las curaciones producto de los golpes que había recibido por parte de su pareja y que le lanzó alcohol para defenderse, aunque no recordó el momento en el que se prendió fueg.

El hombre recibió las primeras curaciones en el hospital municipal, donde se estableció que posee el 18% de su cuerpo con quemaduras de segundo grado, puntualmente en la axila, antebrazo y mano izquierda y en abdomen, además de un corte en la pierna izquierda, sin riesgo de vida.

El fiscal Daniel Nicolai, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 11 Descentralizada de Chacabuco, ordenó el secuestro de las vestimentas y de los celulares de ambos integrantes de la pareja y caratuló al expediente como “averiguación de ilícito”.

Según los investigadores, la mujer sufre desde hace años de violencia psicológica por parte de su marido y nunca había realizado una denuncia.

La mujer realizó una “declaración informativa” por lo que no fue imputada, ya que para los investigadores se trató de una “legítima defensa” ante la violencia ejercida por el marido al golpearla.