Diario Uno > Policiales > Condenado

Lo condenaron a 16 años de prisión por asesinar a su amigo

Un hombre fue condenado a 16 años de prisión por el asesinato de su amigo, a quien atacó con una barreta hasta matarlo, para luego abandonarlo en una camioneta

Un hombre fue condenado a 16 años de prisión este miércoles por el homicido de un amigo cuyo cuerpo fue encontrado en junio del año pasado en la caja de una camioneta, en la zona norte de la ciudad de Salta, informaron fuentes judiciales.

Jorge Ariel Mendoza, de 46 años, fue condenado a la pena de 16 años de prisión efectiva por resultar autor material y penalmente responsable del delito de homicidio simple en perjuicio de Antonio Gaspar, de 55.

Te puede interesar...

El juez de la Sala VI del Tribunal de Juicio de Salta, José Luis Riera, a cargo de la audiencia de debate unipersonal, ordenó que el imputado continúe alojado en la Unidad Carcelaria 1 y dispuso además que sea examinado por un médico para la toma de sus señas particulares y que se le realice examen de ADN para su inscripción en el Banco de Datos Genético.

Este miércoles se recibieron los últimos testimonios en la audiencia de debate, tras lo que el acusado solicitó prestar declaración ante el Tribunal y se dio paso a los alegatos de las partes.

El fiscal penal 3 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Gustavo Torres Rubelt, sostuvo la acusación con la que Mendoza llegó al juicio, de homicidio calificado por alevosía y ensañamiento en perjuicio su amigo, y pidió que se le aplique la pena de prisión perpetua.

No obstante, Mendoza fue condenado por el juez Riera por el homicidio simple de su amigo, quien el 24 de mayo de 2019 fue a visitarlo, conduciendo una camioneta, a su taller de tapicería, en el barrio Castañares de la zona norte de la capital salteña.

En el transcurso del encuentro, ambos mantuvieron una discusión y el imputado agredió violentamente a la víctima, quien murió.

De la investigación se desprendió que, al día siguiente, Mendoza cargó el cuerpo de Gaspar en la caja de la camioneta en la cual había llegado a visitarlo y dejó el vehículo abandonado en el cruce de avenida Constitución y calle Juramento.

A dos cuadras del lugar en el que dejó la camioneta, Mendoza abordó un remis en el que se dirigió a su domicilio.

El crimen fue descubierto el 5 de junio, cuando vecinos de la zona alertaron al Sistema de Emergencias 911 a raíz de los olores nauseabundos que había en el lugar.

Durante la investigación, el ahora condenado asumió haber sido el autor del homicidio, y en el allanamiento realizado en el lugar del hecho fue secuestrada la barreta que utilizó para matar a Gaspar, además de otros elementos de interés para la causa.

La autopsia determinó que Gaspar falleció por traumatismo grave de cráneo y cuatro heridas punzo penetrantes en la zona del pulmón y el corazón.