A pocos de cumplirse un mes del crimen en Tupungato de Patricio Méndez (66), en la investigación parece haber más que dudas que certezas. Reflejo de esto es que fueron liberados los dos acusados de matar al finquero que buscaba evitar que una banda se robara un transformador para sustraer el cobre.

Agustín Maximiliano Méndez y Fabricio Vargas Cardozo, ambos de 20 años, recuperaron su libertad en los últimos días, según detallaron fuentes ligadas a la causa. Fue el propio fiscal del caso, Jorge Quiroga, quien les dio el beneficio ante la falta de pruebas para sostener la acusación.

Es que las malas noticias para la Fiscalía llegaron desde el Laboratorio Genético, donde se descartó que sea sangre de la víctima fatal algunas de las manchas halladas en prendas de ropa en la casa de los sospechosos. También trascendió que los acusados lograron demostrar el origen de los elementos que tenían en sus domicilios, en especial de una pértiga que se creía que habían utilizado en el robo del transformador.

patricio mendez 1.jpeg
Los cotejos genéticos en los elementos secuestrados dieron negativo.

Los cotejos genéticos en los elementos secuestrados dieron negativo.

De esta forma, Méndez y Vargas continuarán imputados por robo seguido de muerte -de 10 a 25 años de cárcel- pero lograron evitar estar tras las rejas mientras avanza la causa, previo pago de una fianza de 50 mil pesos.

Crimen en Tupungato

El cadáver de Don Patricio fue hallado sin vida cerca de las 8 del 9 de noviembre pasado en un corralón de animales ubicado en el interior de la finca Gottardini, en Cordón del Plata. La necropsia del Cuerpo Médico Forense (CMF) determinó que el hombre había muerto desangrado dos horas antes tras sufrir una herida de arma blanca cerca de la axila izquierda que le perforó una arteria. Además presentaba varios golpes. A 60 metros del lugar se ubica un transformador eléctrico que había sido violentado ya que tenía algunos cables cortados y le faltaban algunos elementos.