Policiales Jueves, 24 de mayo de 2018

Las pruebas que faltan para el juicio por el asesinato del panadero en Maipú

Este jueves, la Justicia le dictó prisión preventiva al Charango (19) y al Niño Rata (18). Se encamina la pesquisa por el crimen de Fausto Mariño (48).

La investigación por el asesinato del panadero Fausto Fabián Mariño (48), asaltado y ultimado en los primeros días de este mes en Maipú, tomó más fuerza. La Justicia le dictó la prisión preventiva a los acusados y no restan muchas medidas probatorias para comenzar a cerrar la instrucción.

En una audiencia donde el fiscal de Homicidios esgrimió varias pruebas que complican a los acusados Facundo Méndez Salinas (19) y Alejandro Aguilar Rodríguez (18), la juez de Garantías Nancy Lecek accedió a otorgarles la prisión preventiva en el penal de Boulogne Sur Mer.

Fuentes judiciales comentaron que los defensores oficiales Federico Forgione y Ceciliar Pedriazolli no plantearon mayores objeciones a la solicitud del fiscal.

De esta forma se encamina aún más la sospecha penal contra el Charango y el Niño Rata, quienes fueron detenidos a las pocas horas de cometido el hecho de sangre.

De hecho, no falta mucho para que el fiscal solicite la elevación a juicio oral y público contra los acusados. En un principio, debe esperar a recibir los informes completos de distintos peritajes técnicos y psicológicos -entre ellos, la necropsia-.

Como nueva medida, los investigadores buscan identificar a nuevos testigos que puedan aportar datos. Entre ellos, algunos son empleados municipales que estuvieron en las inmediaciones del teatro de los hechos.

Por otro lado, el fiscal espera las desgrabaciones de varios llamados que ingresaron al 911 tras el asesinato aportando datos en forma anónima.

Otra de las pruebas importantes que el magistrado todavía no tiene en el expediente es el resultado de la apertura de los dos teléfonos celulares que fueron secuestrados en el allanamiento donde fue detenido Charango.

Una vez con estos elementos y si no hay mayores oposiciones por parte de los defensores, Pirrello estará en condiciones de pedirle a la Justicia de Garantías que la causa se ventile en un debate oral y público, donde los acusados arriesgan pena perpetua por homicidio criminis causa y robo agravado por el uso de arma de fuego.

Dos disparos

Fausto Mariño era un panadero que se encontraba repartiendo su mercadería por el interior de la triple frontera entre Godoy Cruz, Luján de Cuyo y Maipú, el último jueves. Más precisamente en el barrio Soberanía Argentina fue atacado por dos personas que tenían intenciones de robarle, mientras él circulaba en su camioneta Renault Kangoo.

Se escucharon tres detonaciones de un arma de fuego -hasta el momento no ha sido encontrada- y la víctima recibió dos disparos, muriendo a los pocos minutos. Los malvivientes huyeron sin robarle ninguna de sus pertenencias.

Más noticias