Diario Uno Policiales carta
Dolor y reflexión

La carta a Silvio Ríos, muerto en un choque en Tunuyán, de parte de su cuñado

Con una misiva en las redes sociales Rodrigo Ruiz, quien presenció el tremendo accidente de este lunes en el Valle de Uco, le dijo adiós al desafortunado conductor

Por UNO

Ruiz presenció el trágico choque ocasionado por una mala maniobra realizada, aparentemente, por un hombre que conducía alcoholizado. "Yo lo vi. Yo estaba ahí, de hecho alcancé a esquivar", detalló con sus palabras.

La carta escrita por Ruiz para despedir a Ríos no fue la única. De hecho su compañera y hermana del fallecido Ríos, Laura Celese Ríos también volcó su dolor en las redes sociales con un sentido escrito sobre la fatalidad del accidente en Tunuyán.

El hombre contó en primera persona detalles del choque, pero también dio datos de momentos compartidos previamente que se caracterizaron por "alegrías y festejos... que quedaron plasmados en fotos y videos".

Accidente en tunuyan, silvio rios.jpg
Así quedó el auto en el que viajaba Silvio Ríos y su familia.

Así quedó el auto en el que viajaba Silvio Ríos y su familia.

Ruiz también reflexionó sobre la irresponsabilidad vial con la que muchos actúan causando accidentes y muertes. Y sobre la importancia del uso del cinturón de seguridad.

La carta de despedida al hombre que murió en un choque en Tunuyán

No es fácil escribir cuando las cosas le pasan a uno. Anoche (por el domingo 21 de noviembre) casi a estás hora nuestra vida quedó marcada por la irresponsabilidad de terceros, un vehículo hace un giro en U en una ruta nacional, otro a gran velocidad lo choca y se va de frente con otro que viajaba una familia, y aquí es donde la historia cambia.

Luego de un día de alegrías festejos y buenos momentos que quedaron inmortalizados en fotos y videos, todo se torna oscuro, pasamos del jolgorio a la tristeza, en un abrir y cerrar de ojos. Alguien irresponsable realiza un giro prohibido y luego circuló sobre la ruta a muy baja velocidad como paseando en el centro, otro no puede frenar lo choca de atrás y la misma inercia lo manda contra otro vehículo y chocan de frente. Yo lo vi. Yo estaba ahí, de hecho alcancé a esquivar.

En el tercer auto (Suzuki rojo) viajaban 4 personas. Silvio, Vero, Lidia y Katy. Palabras textuales: vi unas luces que se venían de frente y después una muy fuerte explosión, solo vi estrellas humo y dolor mucho dolor. Cuando nos bajamos del auto corrimos hasta el auto rojo y la imagen no la puedo describir, por donde empiezo, qué hago, vi muchos accidentes en mi trabajo pero cuando te toca con un familiar alguien querido, es diferente. Sabes reconocer el panorama y sobre todo reconocer las heridas en una persona. Ayer a esta misma hora mi vida, la de mi compañera de vida Laura Celeste Rios, la de una niña, la de mi suegra Lidia Bordón la de Vero cambiaron y quedaron marcadas por la desgracia.

En ese accidente mi tío del corazón perdió la vida. Quedó atrás ese bello día compartido y ahora es solo recuerdo de que la pasó bien antes de irse.

Hubo mucha gente con nosotros, gracias a todos los que colaboraron, a los efectivos de la departamental Tunuyán, bomberos y voluntarios. Gracias de verdad, excelente trabajo.

Los 4 ocupantes del auto rojo tenían el cinturón de seguridad colocado. Tres salvaron su vida por tenerlo puesto. Uno recibió todo el golpe y no sobrevivió. Qué importante puede ser algo que molesta tanto….

El alcohol al volante mata…. Y anoche no solo me mató a mi tío. Sino también mis ganas de salir a pasear, de salir a divertirme y en pocas palabras mis ganas de manejar, porque les cuento hoy he manejado todo el día de Tunuyán a Eugenio (Bustos) ida y vuelta y ¿saben que? Me da miedo. Anoche (por el domingo 21 de noviembre) por centésimas o por obra de Dios no fui yo. No era mi momento, pero ahora cada vez que salgo a la ruta pienso que puede llegar y no por mi culpa sino por la de un irresponsable, que no valora su vida y menos la de los demás.

Anoche destruyeron proyectos, sueños, ilusiones y sobre todo destruyeron varias familias, que hoy no quieren ni planear vacaciones por miedo a volver en una camilla de lata y envueltos en una bolsa, porque a otro se le ocurrió tomar y salir a matar gente en un auto.

Querido Silvio te mentí, te prometí cosas anoche que sabía que no iba a cumplir, solo quería aliviar tu dolor…. Gracias por los momentos que compartimos los buenos momentos los llevaré conmigo toda la vida. Y algún día nos volveremos a encontrar, seguro San Pedro va a probar el mejor pollo al disco del mundo. Te voy a extrañar viejo lobo.

Amigos usen el cinturón de seguridad, en cualquier momento les va a ser útil y van a poder volver a casa.

Temas relacionados: