Policiales Martes, 4 de septiembre de 2018

Julieta Silva cumplirá su condena en su casa

Los jueces dictaron la pena de 3 años y 9 meses de prisión, que será domiciliaria, para la acusada por el homicidio de Genaro Fortunato.

Una parte del caso más resonante del Sur de Mendoza de los últimos años ha llegado a su final. A casi un año de la muerte del rugbier Genaro Fortunato (25), la Justicia condenó a su novia, Julieta Silva (30), como responsable del homicidio. La mujer fue encontrada culpable de un hecho accidental para los jueces, y por el momento cumplirá la pena en su domicilio, condición en la que llegó al juicio.

Lejos de la prisión perpetua que había pedido la querella y los 14 años de la fiscalía por un homicidio bajo estado de emoción violenta, los jueces Rodolfo Luque, Julio Bittar y María Eugenia Laigle, en falló unánime, impusieron para la acusada la sentencia de 3 años y 9 meses por homicidio culposo agravado por conducción antirreglamentaria, una de las imputaciones con las que había llegado al debate. La otra alternativa era homicidio simple con dolo eventual.

Silva termina condenada por un delito que tiene penas de 3 a 6 años, y con el arresto domiciliario en el que estuvo desde octubre del año pasado. El no contar con antecedentes penales, el tener dos hijos de 11 y 6 años y que no exista riesgo de fuga según la Justicia determinaron que la sospechosa lograra el beneficio de no ir a penitenciaría.

Detenida hasta marzo del 2020

El 9 de septiembre próximo Silva cumplirá un año arrestada, ya que desde el momento del hecho quedó presa. Casi dos meses los pasó en el penal y el resto en su casa. Este tiempo ya se le computa en la condena, por lo que necesitará un año y medio más para lograr la libertad condicional. Esto basado en lo que establece el Código Penal sobre la posibilidad de quedar libre una vez que se cumplan dos tercios de la pena.

En marzo del 2020 Silva llegará a estos plazos, y si bien seguirá condenada, podrá estar sin ningún tipo de prisión y bajo determinadas condiciones.

En el caso de que hubiera sido sentenciada a menos de 3 años ya podría estar con libertad condicional, porque para las penas menores a ese tiempo alcanza con 8 meses de detención.

La situación procesal de esta sanrafaelina podría variar en la Suprema Corte de Justicia de la provincia, ya que la fiscalía adelantó que apelará e irá a casación por una condena superior y de cumplimiento en un penal de mujeres.

En el máximo tribunal de Mendoza el expediente puede estar muchos meses, y hasta hay una instancia superior en la Corte de la Nación. Difícil establecer tiempos cuando la causa comienza a recorrer estos caminos.

Lo concreto es que Julieta Silva seguirá en su vivienda como hasta ahora, pero ya con condena. Una parte de esta trágica historia se cerró y no parece haber dejado mal parada a la acusada, que si bien no fue absuelta como pretendía su defensa, logró evitar la perpetua u otra pena alta que la hubiera llevado a la cárcel.

Más noticias