Diario Uno > Policiales > Crimen

Investigan el crimen de un abogado que militaba en La Cámpora

Eduardo Héctor Chantada era un abogado de 52 años, que militaba en La Cámpora. El crimen fue en Villa Elisa, cerca de La Plata. Lo ejecutaron.

La Policía investiga el crimen de un abogado de 52 años, que militaba en la agrupación política La Cámpora, que fue ultimado de un balazo en la cabeza cuando se encontraba en la casa de un amigo, de la localidad bonaerense de Villa Elisa, cerca de La Plata.

El asesinato de Eduardo Héctor Chantada se produjo este domingo, alrededor de las 17, en una vivienda situada en 28 y 409.

Te puede interesar...

Chantada, quien era abogado y trabajaba en el sector de autopartes; el domingo dos jóvenes que se movilizaban en moto aprovecharon que un portón se encontraba abierto para introducirse en la vivienda.

Según testigos, los delincuentes dijeron que era un robo, pero poco después se escuchó un disparo y el letrado cayó gravemente herido.

Los atacantes escaparon y Eduardo Héctor Chantada fue llevado al Hospital de Gonnet, donde poco después se produjo su muerte.

El abogado fue despedido en redes sociales por La Cámpora.

"Con inmenso dolor despedimos a un militante, a un valiente. Defensor de familias humildes, de estafados, de marginados. Buen viaje compañero. Hasta la victoria siempre", expresó La Cámpora en su cuenta de la red social Twitter.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fla_campora%2Fstatus%2F1358745788839583747

Según indicaron fuentes policiales, la principal hipótesis es que se trató de un intento de asalto en el que a uno de los ladrones se le escapó el disparo.

No obstante, no se descarta que se haya tratado de un ataque dirigido a la víctima.

De acuerdo con una información difundida por el diario El Día de La Plata, videos de seguridad muestran al asesino en "un plano superior" a la víctima, lo que significa que en el momento de recibir el disparo Chantada estaba "agachado" o "arrodillado", lo que permitiría sospechar de un posible crimen de ejecución.