Diario Uno > Policiales > Nena

Intentó matar a la hijita de su novia: lo quemaron con agua hirviendo en la cárcel

El detenido acusado de querer matar a la nena de su pareja intentó suicidarse en la cárcel, donde fue quemado con agua hirviendo por otros presos

El joven de 18 años que intentó asesinar a golpes a la nena de 2 años, hija de su pareja, se quiso suicidar en su celda. Estaba alojado en la subcomisaría 17º de Santo Tomé, Santa Fe, donde los demás presos lo insultaba y hasta le tiraron agua caliente

En la tarde del lunes, los policías que oficiaban de celadores de los presos de la Subcomisaría 17ª del barrio Brigadier López, tuvieron que ir hasta la celda ubicada en un patio y bajar a J. Z. de 18 años, ya que se había sujetado con una venda que le cubría una herida en una pierna, y estaba boca abajo con evidentes signos suicidas.

Te puede interesar...

Durante toda la jornada, los otros 11 presos que están alojados dentro del mismo penal le arrojaron agua caliente, le impidieron ir al baño y trataron de llegar a la celda para golpearlo, además de gritarle todo tipo de improperios por haber intentado asesinar a la nena de dos años. Por esa razón, tuvieron que actuar los policías y sacarlo a una celda que está en el patio, donde comenzó a rezar a los gritos, hasta que cuando quedó en silencio tuvieron que socorrerlo para evitar que se quitara la vida.

Nena en estado delicado

J. Z. está imputado y con presunta responsabilidad criminal en la tentativa de homicidio de la hija de su pareja, una nena de dos años que tuvo que ser operada en la madrugada del domingo en el hospital de niños Orlando Alassia como consecuencia directa de la golpiza que él le produjo (también al hermanito de 4 años de la nena), y los médicos lograron extraer un coágulo subdural de la cabeza. La víctima, tal como lo manifestó desde un principio el director del nosocomio, está intubada con asistencia respiratoria mecánica y en estado gravísimo.

Curaciones

Desde la Subcomisaría 17° hicieron saber la novedad sobre la ocurrencia a la Jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía de Santa Fe, y estos hicieron lo propio con Medicina Legal, y una médica revisó al preso, posteriormente lo derivaron al nuevo hospital Iturraspe -ubicado frente a esa dependencia policial- y luego de recibir curaciones lo trasladaron y alojaron en otra dependencia de Orden Público de la capital provincial.

Alojado en otra comisaría

Informaron la novedad sobre el suceso y sus consecuencias a la Jefatura de la Unidad Reegional I La Capital de la Policía de Santa Fe, y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno y con la fiscal de Homicidios, ambas del Ministerio Público de Acusación, que ordenaron el traslado y alojamiento en una nueva seccional policial con asignación de custodia y vigilancia de los celadores policiales.

Fuente: Uno Santa Fe