Diario Uno > Policiales > comisaría

Intentaron tomar una comisaría y provocaron destrozos

Dos sujetos fuera de control, atacaron una comisaría intentando copar la dependencia, rompiendo una ventana y provocando distintos destrozos. Fueron detenidos

Dos jóvenes totalmente fuera de control, intentaron copar una comisaría de Aldo Bonzi, provocando destrozos y amenazando a los efectivos policiales que se encontraban en la dependencia de esa localidad del partido bonaerense de La Matanza.

Uno de los policías, que se encontraba dentro de la comisaría, registró el ataque de estos hombres con su dispositivo celular, quienes se presentaron violentamente en la dependencia para reclamar la detención de los integrantes de una banda con los que habían protagonizado un enfrentamiento minutos antes en una pelea callejera.

Te puede interesar...

Los dos hombres que atacaron la comisaría fueron identificados como Maximiliano Lucín, de 22 años y Nahuel Mandica, de 25, quienes una vez que rompieron una ventana y otros objetos, además de insultar y amenazar a los policías, fueron detenidos cuando se alejaban de la dependencia.

"Este barrio es mío", amenazó uno de ellos al ser reducido por personal policial.

En un principio se sospechó que ambos atacantes se encontraban bajo los efectos del alcohol y de algún estupefaciente, pero los investigadores actuantes en el hecho no lo confirmaron.

Uno de los videos que fueron subidos a las redes sociales mostraba a uno de los atacantes fuera de sí gritándole a uno de los efectivos. “¡Grabame! ¡Mirá cómo me muero desangrado!”, decía en uno de ellos.

"TE LOS MATO, EL BARRIO ES MÍO" | Violento ataque a una comisaría en Aldo Bonzi, La Matanza

“Me rompieron todo. ¿Pendejos de 15 años me van a venir a verduguear así? Te los acribillo. Corte pitufo en Villegas. Te los acribillo. Te los cuelgo de la tanga”, gritaba el otro joven mientras rompía los vidrios de una ventana, y repetía “te los mato”.

Luego se informó que del ataque a la comisaría había participado otro delincuente, que aunque no fue protagonista activo del ataque, integraba el grupo y también fue detenido por la policía.

Todos ellos participaron de una pelea entre vecinos de la barriada, en la que se enfrentaron con menores de edad.

Unos de los atacantes a la comisaría presentaba distintas heridas en el rostro, moretones y un ojo hinchado, mientras que otro tenía cortes en una de sus manos.