Este jueves el periodista y productor mendocino Juan Pablo Candisano denunció en la Justicia que usaron su identidad para intentar hacer caer en estafas por WhatsApp a sus contactos.

El método adoptado por los delincuentes es sencillo y similar al de muchas estafas. Se contactan con algunas personas a través de WhatsApp haciéndose pasar por alguien conocido (en este caso Candisano) y le proponen algún negocio que se concretará con el depósito virtual en una cuenta perteneciente a los cibermalhechores.

En el caso de Candisano hubo dos novedades en cuanto al modus operandi habitual en estas trampas virtuales. La primera es que los estafadores obtuvieron una lista de contactos del periodista. La segunda es que ofrecen dólares a la venta por un supuesto apuro. A cambio piden que el equivalente en pesos sea depositado en una cuenta que obviamente pertenece a los delincuentes, con la promesa de entregar la moneda extranjera a la brevedad.

El número desde el cual se comunicó el estafador tiene característica de Buenos Aires: 11 5 620 46 55.

Candisano explicó a Diario UNO que no sabe de qué modo pudieron acceder a sus contactos en WhatsApp. "Cuando hice la denuncia me dijeron que podía ser que a través de mi celular podría haberse metido algún malware que sacara esa información. También es posible que haya quedado abierto en algún lugar mi cuenta de WhatsApp y alguien haya copiado algunos de mis contactos para después intentar estafarlos", como se ve a continuación.

Candisano estafa por WhatsApp.jpg
Captura de pantalla del intento de estafas por Whatsapp a un contacto del periodista.

Captura de pantalla del intento de estafas por Whatsapp a un contacto del periodista.

Candisano hizo una lista de difusión para avisarle a sus contactos que no tenía número nuevo ni estaba intentando vender dólares, de modo tal que nadie terminara estafado. "Un amigo -advertido de la trampa- le siguió el juego al estafador apenas le llegó un mensaje de mi parte para ver con qué salían. Le dijeron que tenían 10.000 dólares para vender, le dieron un precio y un número de cuenta donde depositar los pesos" detalló el periodista. Finalmente le prometieron que Candisano les llevaría los dólares una vez que el depósito estuviera hecho, cosa que obviamente no hizo.

"A mi amigo lo contactaron desde un teléfono de Buenos Aires, el número de cuenta que le dieron pertenece al Banco Supervielle y el CBU está a nombre de una mujer. Todo fue denunciado penalmente en el Ministerio Público e incluso me puse en contacto con gente del Banco Supervielle para que investiguen a quién pertenece la cuenta" dijo el periodista, quien finalmente reflexionó: "Le puede pasar a cualquiera, le llega un mensaje de alguien conocido o un amigo y por ayudarlo puede terminar estafado por mucho dinero. Hay que cuidarse de todo".