Policiales Jueves, 26 de julio de 2018

"Estaba jugando al fútbol", es la coartada que presentará el imputado en el triple crimen

Exequiel Ledesma intentará probar que durante el hecho estaba en otro lugar, según asegura su abogado

La investigación del triple crimen de Maipú tendrá en las próximas horas un paso importante con la declaración del acusado de provocar esta masacre el último domingo. Hoy podría dar su testimonio Exequiel Ledesma (23), explicando que mientras eran asesinadas las víctimas él estaba jugando al fútbol.

Las muertes a puñaladas de Alejandra Ferreyra (49), Karen Arenas (22) y Yariel Bruno (4) no tienen otro sospechoso que este joven, vecino de los fallecidos y novio de la joven. Sin embargo, la defensa asegura tener los elementos y testigos para demostrar su inocencia. "Estaba jugando al fútbol cuando ocurrió todo. Si la policía se lo llevó detenido y todavía tenía los botines", comentó Ricardo Sánchez, el abogado del imputado.

"Es lo que me dice él y su relato es coherente. Además, hay un amigo que lo trajo del partido y que también va a declarar. A este muchacho también se lo ve muy seguro y está preocupado por lo que le pasa a Exequiel", agregó el letrado.

El defensor señaló que además cuentan con un planilla en la cual figura el nombre y la firma de Ledesma, que acreditaría que estuvo en un encuentro de fútbol en el marco de un torneo. Esto será aportado como prueba.

En cuanto a las manchas de sangre que la policía detectó en sus zapatillas, desde el entorno del sospechoso insisten en que el perro de su familia estuvo en la escena de los crímenes, se manchó y luego se posó sobre el calzado del detenido.

Otro punto que complica al acusado es que hay un testigo que dice que lo vio salir de la casa de las víctimas pasadas las 22, cuando ya se había perpetrado el triple asesinato. Esto para la defensa no es así, y expresan que Ledesma recién se acercó a la vivienda luego de lo sucedido. Incluso la policía en principio se lo habría llevado como testigo.

Con estos elementos el joven será presentado a declarar ante el fiscal Carlos Torres. Está previsto que dé su testimonio, aunque por cuestiones de agenda del abogado defensor podría pasarse a la jornada de mañana.

Esto se dará mientras se esperan las pruebas claves y contundentes que se incorporarán al expediente. Se trata de los cotejos de sangre y la búsqueda de huellas dactilares en los cuchillos que se secuestraron en la propiedad de Alejandra. Ninguna de estas armas blancas presentaba restos hemáticos, por lo que creen que el atacante lavó lo que utilizó.

El resultado de estos peritajes podrá complicar más la situación del acusado, o quizás aliviarla un poco. Este hombre, apodado Richard, está imputado por doble femicidio -por las muertes de su novia, Karen, y su suegra, Alejandra- y por un homicidio criminis causa en el caso de Yariel, el menor. Cada uno de estos delitos tiene la pena única de prisión perpetua.

El sospechoso está detenido en el Centro Transitorio Judicial (ex Contraventores) y de allí pasará a la Penitenciaría.

Más noticias