Policiales | fiesta clandestina | Policía | Capital

Escándalo y multas en una fiesta clandestina en Capital

Un grupo de 15 hombres comían un asado y jugaban al truco en un club de la Sexta Sección. La fiesta clandestina fue detectada por policías que pasaron por allí

Una fiesta clandestina fue detectada por la Policía en un club de la Sexta Sección, en Capital, donde 15 hombres de entre 20 y 50 años se habían juntado a comer un asado y jugar al truco. Fueron procesados por el incumplimiento del artículo 205, que impone las prohibiciones en contexto de pandemia, y se secuestraron 8 vehículos. Además, dos abogadas llegaron al lugar para defender a sus parejas, y también fueron multadas.

Pasadas las 23 del miércoles, personal de la Unidad Especial de Patrullaje de Capital recorría la Sexta Sección y al pasar por calle Arroyo y Rodríguez, detectaron que en el Club Social y Deportivo Independencia había varios autos estacionados. Se acercaron al portón y escucharon música y risas en el interior.

Te puede interesar...

Club Social y Deportivo Independencia sexta seccion capital 2.jpg

El encargado del club salió y les confirmó que había una juntada de amigos que comían un asado y jugaban al truco. Los policías pidieron apoyo de otros móviles como también personal de Preventores, y decidieron entrar al club donde se realizaba la fiesta clandestina.

La situación fue advertida por uno de de los comensales. Los efectivos escucharon que alguien dijo: “¡La Policía, la Policía!” y parte del grupo intentó escapar por los techos, pero no pudieron hacerlo debido a que estaban rodeados, por lo que no les quedó otra que permanecer en el lugar.

Con la situación ya controlada, las personas fueron saliendo de a una para ser identificados por Preventones, quienes labraron las actas de infracción e incumplimiento del artículo 205 que prohíbe las reuniones sociales debido a la pandemia por coronavirus, y se los notificó para presentarse en la Oficina Fiscal N° 2.

Mientras ocurría esto, llegó una mujer de 40 años, quien se identificó como abogada y comenzó a asesorar a algunas de las personas, a quienes les indicaba lo que debían decir y lo que no. La Policía entendió que la mujer obstruía el trabajo que realizaban, por lo que Preventores la multó.

Minutos después llegó otra mujer, de 33 años, también abogada, quien dijo que iba a buscar a su pareja, pero aprovechó para amenazar a los efectivos con denunciarlos por su mal accionar. Debido a esto, esta mujer también fue sancionada por Preventores.

Además, personal de Tránsito de Capital secuestró 8 autos que estaban estacionados fuera del club, los cuales pertenecen a algunos de los que participaban de la fiesta ilegal.

Todos los procesados quedaron en libertad, y fueron citados para presentarse en la fiscalía para terminar con la imputación formal.