Diario Uno Policiales ascensor
Muerte dudosa

Encontraron muerta a una joven en el hueco del ascensor

Una joven bajó a abrir la puerta a un invitado, no volvió y la encontraron muerta en el hueco del ascensor. La víctima, que fue identificada como Alicia Sánchez

Por UNO

(Editado por Pablo González) Una joven bajó a abrir la puerta a un invitado, no volvió y la encontraron muerta en el hueco del ascensor. La víctima, que fue identificada como Alicia Sánchez quien residía en Pinamar, bajó a abrirle la puerta a un invitado que había llegado a esa hora, pero no volvió.

chic.jpg

Según las primeras informaciones, el hecho ocurrió poco después de las 4 de la madrugada durante una reunión familiar. La víctima, que fue identificada como Alicia Sánchez, bajó a abrirle la puerta a un invitado que había llegado a esa hora, pero no volvió.

Una inesperada tragedia sorprendió en las primeras horas de este domingo a los vecinos del edificio ubicado sobre la calle Constitución, entre Del Libertador y Simbad, en pleno centro de Pinamar. El cuerpo de una joven de 25 años fue encontrado en el hueco del ascensor.

Te puede interesar: Buscan a un niño de 11 años desaparecido en Guaymallén

Unos minutos después, la persona que esperaba en la calle que le abrieran insistió con el timbre y fue entonces cuando el resto de los asistentes salió a buscar a la mujer y la encontraron muerta en el pozo, tras una caída de 10 pisos.

Al parecer, cuando Alicia fue a tomar el ascensor, abrió la primera puerta y dio un paso adelante sin advertir que el elevador no se encontraba a nivel. La caída, a tantos metros de altura, fue mortal.

Te puede interesar: Elecciones Legislativas 2021: la multa por no ir a votar

El cuerpo fue rescatado más tarde por los Bomberos Voluntarios, que trabajaron en el domicilio junto con personal de la Policía local. Ahora, los investigadores intentan determinar cuáles fueron las causas por las que se produjo el accidente y constatar si el ascensor tenía las condiciones técnicas óptimas y los controles respectivos.

La víctima, de 25 años, tenía una hija de cuatro y vivía en la vecina localidad de Ostende. Sin embargo, el resto de su familia se encontraba en Pinamar y ella estaba de visita en la ciudad.

Temas relacionados: