Diario Uno > Policiales > Maxi Poloni

El DJ Maxi Poloni va a juicio por conducir ebrio y herir a dos niños

El reconocido DJ Maxi Poloni será juzgado por el accidente en Las Heras ocurrido a fines de enero pasado. Puede recibir de 2 a 4 años de cárcel

Maxi Poloni, un reconocido DJ local, finalmente se sentará en el banquillo acusado de manejar con alcohol al volante y protagonizar un accidente en Las Heras a fines de enero pasado donde dos niños terminaron heridos.

Hace algunos días, el fiscal de Tránsito Fernando Giunta solicitó la elevación a juicio del expediente por el cual Maxi Poloni arriesga de 2 a 4 años de cárcel bajo la calificación de lesiones graves y lesiones leves culposas agravadas por conducir ebrio.

Te puede interesar...

Los abogados defensores del hombre se habían opuesto a la decisión del magistrado, pero finalmente una jueza terminó confirmando el fin de la etapa de investigación donde una vez más fue protagonista el alcohol al volante.

El accidente en Las Heras ocurrió minutos antes de las 9.30 del 26 de enero pasado, por ruta 40. Frente al aeropuerto se había detenido un Peugeot 206 propiedad de un matrimonio sanjuanino. El motivo era que querían mostrarle a sus hijos, de 13 y 11 años, el movimiento de los aviones.

Por el lugar, en dirección al Sur, pasó un Peugeot 308 conducido por Maxi Poloni y acompañado por otro joven, quienes venían del boliche Pecados, ubicado en Lavalle.

Según la investigación, Poloni perdió el control de su rodado y terminó chocando el auto estacionado, donde estaban los dos menores de edad a bordo. El vehículo cayó a una zanja y debió trabajar personal de Bomberos para sacar a los niños del habitáculo.

Los pequeños fueron trasladados al hospital Notti con politraumatismos varios. Uno sufrió un corte en la espalda mientras que su hermanito padeció una fractura en su brazo.

Los investigadores comenzaron a intervenir y detectaron la presencia de alcohol al volante. En concreto, el DJ tenía 1,94 gramos de alcohol en sangre. Es por esto que quedó detenido, y fue imputado, aunque luego recuperó su libertad tras pagar una fianza de 300 mil pesos.

También trascendió que el DJ tenía en su auto una urna con las cenizas de un familiar, la cual quedó desparramada luego del aparatoso incidente vial.