Diario Uno > Policiales > Ciberacoso

El ciberacoso a niños aumentó un 30% durante la pandemia

El fiscal de delitos económicos e informáticos reveló el aumento de denuncias por ciberacoso a niños y adolescentes. También explicó cómo evitarlos y denunciar

Desnudadas en la forma más cruel las consecuencias de los depredadores sexuales que se mueven en las redes sociales con el caso Florencia Romano, desde la Oficina de Delitos informáticos informaron cómo actúan y cómo hay que protegerse, además de señalar que las denuncias por casos de ciberacoso aumentaron el 30% durante la pandemia en Mendoza.

Esta afirmación la realizó el Fiscal de delitos económicos e informáticos Sebastián Capizzi, quien detalló que durante la pandemia aumentaron los casos en las redes sociales, y que tras el doloroso caso Florencia, también aumentó la preocupación de los padres y aumentaron las denuncias en fiscalías y la policía.

Te puede interesar...

Durante una entrevista concedida a Noticiero Siete, este lunes al mediodía, Capizzi explicó que “lo que hace un depredador sexual, es camuflarse en la imagen de un niño cercano a la edad de la víctima o en la imagen de un adulto que ostenta determinada situación de privilegio, ya sea porque se muestra poderoso, tiene dinero, se muestra seductor, y lo que intenta es persuadir a la niña, niño o adolescente que está del otro lado de la red, la presunta víctima. Eso genera una preparación para un delito posterior, un delito sexual –el caso de Florencia lo ha demostrado- y por eso hay que estar muy alertas como padres, de los contactos que los niños tienen en las redes sociales".

Consejos sobre cómo actuar

"Hay que tratar que los dispositivos electrónicos sean utilizados en un espacio en común de la vivienda, donde uno pueda estar viendo en que red social está interactuando, quienes son los que mensajean, tener mucho cuidado con la identificación del contacto, saber con quién se están contactando nuestros hijos", aconsejó el funcionario.

"La vivencia en pandemia ha hecho que nuestros niños y adolescentes acudan a sus contactos vía virtual, no han podido tener contacto físico con sus amistades, y lo que hacen es acudir a las redes sociales y al internet para seguir en contacto. Esto hace que el depredador sexual que ejecuta el ciberacoso aproveche que los niños están expuestos en la web, y allí comiencen los contactos indebidos", detalló Capizzi.

Respecto a cómo se debe actuar ante los casos de ciberacoso, el fiscal de delitos económicos e informáticos explicó: "Para denunciar hay que ir directamente a las comisarías, o hacerlo vía web. No borrar los mensajes, hay que conservarlos con capturas de pantalla, con fotografías, pero tampoco seguir comunicándose, tampoco seguirle el juego al delincuente. Tampoco hacerse pasar por niño. Hay que tratar de conservar todo lo generado en el contacto o conversación que han tenido nuestro niños o adolescentes y denunciarlos a los ciberacosadores en las oficinas fiscales", finalizó la entrevista Sebastián Capizzi.