Policiales Viernes, 5 de octubre de 2018

El acusado por el crimen de La Paz dijo que fue en defensa propia

El arrepentido es conocido como Tanara, quien confesó que mató a Dante Beneite debido a que él lo amenazaba de muerte mientras lo apuntaba con un arma de fuego. Investigan la versión.

El único detenido e imputado por el crimen de Dante Beneite, ocurrido en La Paz, declaró que lo mató en medio de un forcejeo y que fue en defensa propia. Contó que el empresario lo había amenazado de muerte mientras lo apuntaba con un arma de fuego.

Es conocido como Tanara, tiene cerca de 40 años, y fue imputado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Por ahora es el único sospechoso del hecho ocurrido en la madrugada del martes, en la casa de Beneite ubicada en Ruta 7, a pocos metros del peaje de La Paz.

El detenido estuvo en la mira de los investigadores desde el primer momento, por lo que el fiscal Héctor Rosas lo citó inmediatamente para tomarle una declaración testimonial, pero el hombre se negó y se fue.

Mientras tanto, la Policía hizo allanamientos en cinco lugares relacionados con la víctima y con el sospechoso.

En la casa de Tanara encontraron un proyectil que estaba en su camioneta. Además, Policía Científica levantó huellas y ADN de la escena del crimen, pero aún se conocen los resultados.

La sorpresa fue cuando Tanara se presentó en la fiscalía de La Paz, junto con dos abogados, para confesar el hecho.

Hubo varias versiones que vincularon a la víctima y al sospechoso en el juego ilegal de La Paz, en un lugar al que llaman El Club, donde Tanara habría apostado su panadería y otro comercio, los cuales habría perdido.

Pero la versión del acusado fue completamente diferente. "Confesó la autoría del hecho y nos indicó el lugar donde había tirado el arma. Así que fuimos hasta el lugar y secuestramos el arma", contó el fiscal Héctor Rosas a este portal.

"La versión que da es que fue a llevarle un dinero al señor Beneite, quien le tenía que dar unos cheques por la venta de una panadería que le había vendido el imputado al fallecido hacía unos meses", explicó el fiscal, y siguió: "Cuando fue al lugar, Beneite le dio los cheques, pero supuestamente le dijo que se los devolviera, que no le iba a dar nada, sacó un arma y le dijo que lo iba a matar y que iba a decir que había sido un robo".

Ante esta situación, Tanara sostuvo que en un forcejeo le pegó en la mano al empresario y en arma de fuego cayó al piso. "Dijo que él había quedo más cerca del arma y que al ver que Beneite se le iba encima, tomó el arma y le disparó hasta que se acaban todos los proyectiles".

"Después se asusta, toma los cheques, el arma, se va y los tira en un lugar descampado, que fue el lugar que nos indicó y donde se secuestraron esos elementos. Dijo que en principio su idea era confesarlo, pero estaba muy asustado por lo que se asesoró con dos abogados y tomó la decisión de hacerlo".

El fiscal Rosas sostuvo que todos estos dichos del acusado serán investigados, tratarán de determinar si efectivamente el arma pertenecía a Dante Beneite y si todos de allí salieron todos los disparos. "Cuando tengamos todas las pericias vamos a poder determinar qué pasó con más precisión", indicó Rosas.

Otras versiones

Rosas indicó que oficialmente no hay ninguna versión sobre la posibilidad que haya participado otra persona, debido a que se habló de un hombre conocido como El Gordo Molina, pero para el investigador es solo un conocido del imputado, y que hasta el momento no hay indicios que haya participado del crimen.

Como también negó el rumor que el problema había surgido luego que Tanara apostara la panadería y otro comercio, los que habría perdido al jugar con Beneite.

"Hay un lugar donde juegan. Se trató de reconstruir todos los movimientos previos que realizó el fallecido, y surge habría ido a jugar a un lugar que le dicen "El Club", donde se juega por dinero, pero inclusive esa noche -por el lunes- llegó Tanara, pero ni siquiera se habrían cruzado porque el empresario se fue antes".